Quantcast

Oreja: cómo la debes freír para que esté crujiente y sabrosa

La oreja es uno de los pinchos más tradicionales de un bar que se precie. Si lo ofrecen en un establecimiento es porque es un valor seguro, ya que si les saliera mal no se atreverían a ponerla. Este plato le saca jugo a unas de las partes con menos carne del cerdo, pero jugando con su textura queda riquísima.

Esta receta es típica por ser el pincho de los bares, pero también puedes hacerla en casa, ya que no tiene misterio alguno. Funciona muy bien como aperitivo aunque también puedes servirla como segundo plato. A continuación, te mostramos cómo debes freír la oreja para que esté crujiente sin perder su sabor.

LOS TRUCOS PARA COCINAR OREJA

Oreja: cómo la debes freír para que esté crujiente sin perder su sabor

Puedes comprar la oreja de cerdo precocida y envasada al vacío. Esto va a hacer que no tardes nada en cocinarla, ya que la parte que más tiempo quita es la cocción de la carne. Si la compras sin hacer, tienes que cocerla durante una hora y media para que quede tierna o unos 40 minutos si lo haces con la olla rápida.

Por lo que lo más fácil es que la compres ya cocida. Incluso en algunos sitios venden la oreja ya cortada y todo. Estos trozos son demasiado grandes para comerla, por lo que córtalos a la mitad y deja que se atemperen durante un cuarto de hora. Puedes aprovechar este tiempo para hacer el majado…