Quantcast

Gallego, «más pesimista que optimista sobre la compra de Air Europa»

El consejero delegado de IAG, Luis Gallego, reconoció este viernes que la operación de compra de Air Europa por parte de Iberia se complica y ahora mismo asegura sentirse «más pesimista que optimista sobre el futuro de la operación» de compra sobre la aerolínea presidida por Juan José Hidalgo.

Cuando apenas se acaban de cumplir dos años del anuncio de la megacompra del sector aéreo la situación se complica. En estos momentos la Comisión Europea tiene de plazo hasta el 4 de enero para decidir sobre esta integración en el sector aéreo después de que Iberia le remitiera el pasado 27 de octubre una serie de propuestas con el objetivo de facilitar la competencia, especialmente en lo referido a rutas domésticas y hacia América, y de este modo allanar la operación.

El directivo explicó, en declaraciones en una ‘conference call’ en la que valoró los resultados trimestrales de la compañía, que el éxito de la operación depende de una ecuación en la que entran en juego tres elementos: los ‘remedies’ (concesiones, sobre todo en cuestión de rutas) enviados a la Comisión, el Gobierno y Globalia (dueña de Air Europa).

«Encontrar el equilibrio es difícil entre los ‘remedies’ que solicite la Comisión Europea, la deuda y compromisos de pago asumidos con el Gobierno, y la situación económica actual de Globalia. Ahora hay que revisar la operación para que el saldo sea positivo para todos», señaló el consejero delegado de IAG, que aseguró que los ‘remedies’ presentados son más generosos que los inicialmente previstos «teniendo en cuenta la situación en la que están las aerolíneas hoy y el contexto del mercado». «Y ya más no podemos hacer», argumentó.

«Si metemos en la ecuación esas tres variables y sale positivo lo haremos, sino sale positivo no podremos hacerlo», explicó el directivo, que aseguró que el resultado tiene que ser positivo e interesante para todos sin cerrarse a ninguna alternativa como puede ser la entrada del Gobierno en el capital de la compañía.

El holding aéreo sigue pensando que la operación es «muy positiva» tanto para IAG, como para el ‘hub’ de Madrid-Barajas, para España y para los clientes, no obstante se muestra dispuesto a romper el acuerdo si este no es beneficioso para todas las partes.

El directivo recordó que, tras la última rebaja de precio por Air Europa, por la que se pagarían 500 millones más la deuda, se mantiene la cláusula de penalización por 40 millones a Globalia en el caso de que se rompiera el acuerdo. Una cifra que IAG estaría dispuesto a pagar si no logra concluir la compra.

De hecho, también señaló que hay alternativas en el mercado para seguir desarrollando IAG a través de la compra de otras compañías: «La mejor opción es Air Europa, pero si no sale veremos otras», señaló el primer ejecutivo del holding que califica la situación actual de la operación como «compleja» teniendo en cuenta el equilibrio necesario para todas las partes «que no es tan fácil».

«Si la operación de Air Europa no sucede tenemos en cartera otras operaciones. Hay que ver la situación del mercado, analizaremos las distintas alternativas y veremos cómo podemos reforzar nuestra posición en el corredor de Latinoamérica. Nuestra mejor opción sería Air Europa, pero si no puede ser tendríamos que buscar otras alternativas», concluyó el directivo.

RECUPERACIÓN EN 2022

La compañía aseguró en su presentación de sus resultados trimestrales que, a corto plazo, su objetivo es estar preparada para operar la máxima capacidad posible y para que la empresa pueda volver a ser rentable en 2022.

Los resultados del holding en este tercer trimestre han resultado muy positivos con una reducción de las pérdidas y unos resultados operativos muy positivos y ello sin tener abierto uno de sus mercados más importantes como es el Atlántico Norte cuya apertura tendrá lugar el próximo 8 de noviembre.

Gallego explicó que el volumen de reservas les permite ser muy optimistas con unos factores de ocupación muy elevados para los meses de noviembre y diciembre e incluso para el verano. Esto les permite estimar que, salvo que se produzcan problemas por alguna variante del virus, la capacidad total se situará entorno al 90% lo que permitirá a la compañía volver a beneficios.

BUEN RENDIMIENTO DE IBERIA Y DE VUELING

En el tercer trimestre, Iberia y Vueling vuelven a ser las compañías que mejor rendimiento han tenido dentro del grupo, según indicó el consejero delegado. En concreto, Iberia ha registrado beneficios operativos, mientras que Vueling alcanzó el equilibrio operativo.

Ambas compañías confían en que la senda de recuperación continúe durante los próximos meses sobre todo impulsados por la recuperación del área internacional. Por ello anticipan una perspectiva de recuperación «positiva y sostenible» teniendo en cuenta la mejora prevista en todos los mercados y segmentos.