Quantcast
miércoles, 8 diciembre 2021 8:38

¿La Superliga de Florentino renace? Estos son los cambios que se han hecho

A vueltas con la Superliga de Florentino Pérez. Pese a todas las discrepancias que engulleron al proyecto en los últimos meses, principalmente de la UEFA con Ceferin al frente, el presidente del Real Madrid ha vuelto por sus fueros y ya sabe cómo remediar la situación. Una situación que él mismo piensa que va a salir de nuevo en un plazo cercano a los dos o cuatro años.

Ante este planteamiento, el cual el dirigente blanco centra todos sus esfuerzos a pesar de los importantes pasos atrás dados por el resto de los integrantes (Liverpool, Manchester United, Manchester City, Juventus, Milan…), ahora parece que ha tomado un nuevo rumbo, por lo que la Superliga vuelve a tomar fuerza. ¿Cómo ha sido? Lo repasamos.

Florentino Pérez toma nuevas cartas para que la Superliga salga adelante

Superliga Florentino Pérez proyecto

Con todo, la idea de Florentino Pérez como presidente del proyecto, salió adelante el pasado mayo. Incluso, ya se hablaba de que el comenzaría el pasado mes de agosto, pero nunca se cumplió. Esto, entonces, provocó una amenaza de ruptura en la unidad del fútbol, lo cual ha evocado que hasta el presidente francés, Emmanuel Macron, y miembros del Gobierno inglés se posicionaran a lo largo de estos últimos meses, como han hecho en otras ocasiones, en contra de la Superliga.

Todo, al mismo tiempo que a favor de las medidas que puedan adoptar tanto la UEFA como la FIFA contra los clubes que decidan sumarse a un proyecto que, según sus promotores, generaría unos ingresos mínimos de 350 millones de euros para equipo y que echaría a andar en 2022.

Con todo, cabe resaltar que, a pesar de que entonces se unieron 12 equipos como fundadores, al poco tiempo de su creación prácticamente todos los que se habían unido acabaron rechazando la idea, en parte por la presión de su afición.

El motivo no era otro que porque esta formación sólo estaría al alcance de unos pocos, algo que va en sentido contrario de lo que ha sido el fútbol de siempre. Algunos fondos de inversión auspician esa nueva competición que multiplicaría los repartos económicos de dichos grandes clubes, aumentando las diferencias con el resto y dejando las ligas domésticas como marginales frente a una competición llamada a capitalizar los derechos televisivos, el marketing y el ticketing de dichos clubes. Sin embargo, Florentino Pérez ha tomado nuevas cartas para que salga adelante.

[/nextpage]

El nuevo formato: jugarán los 26 mejores de Europa, campeón a tres partidos y habrá descensos y ascensos

Nuevo formato

De esta manera, la competición pasaría a contar con los 26 mejores equipos de Europa, divididos en dos divisiones de 13 equipos cada una de ellas. En cada grupo, seleccionado mediante sorteo, todos los equipos se enfrentarían entre sí en dos partidos, ida y vuelta.

Tras ello, los dos campeones de cada grupo pasarían a la final y se enfrentarían entre ellos para determinar el campeón de la competición en un sistema de 3 partidos en campo neutral.

Del mismo modo, los tres peores equipos clasificados de cada grupo al finalizar la temporada descenderían y serían sustituidos por los seis mejores equipos del resto de competiciones europeas vigentes.

[/nextpage]

[/nextpage]

La competición abandona ser una categoría selecta

Otro de los grandes cambios de este nueva Superliga, y que seguiría teniendo a Florentino Pérez como cabeza del campeonato, radica también en la posibilidad de crear dos divisiones de veinte equipos cada una, el pago de una parte de los desplazamientos como visitante para los aficionados o un precio máximo para las entradas de los partidos.

En el caso que terminase fructificando el nuevo formato, la Superliga europea abandonaría su razón de ser, es decir, la creación de una competición selecta para los clubes de Europa con mayor potencial deportivo y recursos económicos.

Respecto a la selección de equipos para confeccionar la Superliga, las 5 grandes ligas aportarían el grueso de clubes de la competición en función de unos criterios que otorgarían un número de plazas a cada país, y se podría contar con los campeones de ligas como Holanda, Bélgica, Rusia, Portugal, y Escocia.

[/nextpage]