Alcachofas con jamón: el secreto para conseguir que se doren pero no se quemen

Se acerca la época de máximo esplendor para las alcachofas y ya las recetas para prepararlas comienzan a salir del fondo de los recetarios más nutritivos, en los que aprovechar su sabor y sus nutrientes al máximo es la norma.

Existe un sin fin de recetas que puedes preparar con alcachofas, pero sin lugar a dudas, hacerlas con jamón es un plato que termina siendo resultón y muy sabroso. El sabor es tan rico, que son una forma increíble de hacer que los niños consuman más vegetales sin aburrirse y su sencilla preparación no tiene por qué complicarte la vida.

   

La segunda y definitiva cocción de las alcachofas

Alcachofas Con Jamón: El Secreto Para Conseguir Que Se Doren Pero No Se Quemen
Foto: Pixabay

Cuando tengas las alcachofas escurridas y a temperatura ambiente, será el momento para dar la cocción final e integrar el jamón. Mantenlas en un bol mientras en una sartén añades aceite de oliva virgen extra y los dientes de ajo picados en finas láminas. Cuando los ajos estén dorados retíralos del fuego y resérvalos en un bol.

Coloca la sartén a fuego alto con un poco de aceite de oliva virgen extra y cuando esté bien caliente añade las alcachofas. El secreto para que queden doradas sin quemarse es este, pues al tener el choque de calor, comenzarán a tomar color de forma inmediata. Retíralas de la sartén y saltea los cubos de jamón serrano. Cuando estén dorados añade de nuevo las alcachofas y el ajo, remueve muy bien y retira del fuego.