Quantcast

Qué es un quiste

La presencia de alguna protuberancia o nódulo en cualquier parte de cuerpo suele causar preocupación a las personas, ya que por lo general con tan solo escuchar la palabra quiste, muchos la asocian con cáncer, lo cual no es así.

Por eso es importante que se identifique realmente lo que significa el quiste, que en la mayoría de los casos no causa complicación. Te invitamos a que sigas leyendo para que te enteres sobre lo que significa, cuales son los tipos de quiste existentes y como tratarlos

¿Qué es un quiste?

¿Qué es un quiste?

Un quiste es un tumor integrado por una bolsa cerrada, que posee una membrana propia y la cual se desarrolla de manera anormal en una cavidad o estructura del cuerpo.

En su mayoría, estos no son causantes de cáncer, pero si pueden ser peligrosos debido a los efectos negativos sobre algunos de los tejidos cercanos; para ello se realiza una biopsia que permitirá saber si es benigno o maligno.

¿Cuáles son los tipos de quistes más comunes?

  • Quiste sebáceo: también llamados quistes de grasa, es de tipo epidérmico, el cual no representa un problema para la salud en la mayoría de los casos. Si este causa molestias puede ser drenado o cortado, pero solo cuando es de gran tamaño se extirpa quirúrgicamente.
  • Quiste dermoide: estos poseen tejidos que se encuentran en las capas externas de la piel, su crecimiento es lento despacio y suelen ser benigno.
  • Quiste ovárico: este saco se forma dentro o sobre el ovario al iniciarse el ciclo menstrual, el cual suele ocurrir con regularidad entre la pubertad y la menopausia; suelen desaparecer tras la llegada del período o el embarazo. Solo son detectables en un estudio de ginecología.
  • Quiste hepático: este se forma en el hígado y se detectan durante una ecografía o tomografía, ya que no presenta síntomas; y suele se ser uno solo, así como el hecho de que no reviste relevancia clínica.
  • Quiste de Naboth: este puede desarrollarse en el cuello uterino por la acumulación de moco producido por las glándulas de Naboth, que se tapan e impiden el paso del moco.
  • Quiste de Baker: este aparece en la articulación de la rodilla como un bulto pequeño, en la parte trasera, y se debe al líquido que se acumula en la articulación. Por lo general no siempre tiene síntomas y puede causar rigidez así como dificultad en el movimiento de la rodilla.
  • Quiste renal: por lo general es benigno, sin síntomas; sin embargo, de llegar a mostrar signos de una lesión grave, absceso o cáncer, se debe evaluar por medio de tomografía, resonancia magnética o una punción para el análisis de su contenido.
  • Quiste pilonidal:  es una especie de bolsa que contiene material de las glándulas sebáceas y sudoríparas, así como restos de piel y vellos, ubicado en la parte baja de la espalda y los glúteos, sus síntomas son: dolor, hinchazón, calor y fisuras en la piel.
  • Quiste de Bartolino: es una obstrucción de la glándula de bartolini, la cual se encuentra localizada antes de la vagina y su función es lubricar durante el contacto íntimo. El cual por lo  general no produce dolor ni otros síntomas, y suele desaparecer sin requerir tratamiento.
  • Quiste de mama: estos por lo general no producen síntomas y suelen ser benignos. Aunque surgen a cualquier edad son más comunes en las mujeres de 40 a 50 años de edad.
  • Quiste sinovial: es tumor benigno, lleno de líquido transparente que se forma en las articulaciones de la muñeca, rodillas, tobillos o pies. Se pueden dar por traumatismo, lesiones por esfuerzo repetido o defectos en la articulación sin síntomas la mayoría de las veces.
  • Quiste aracnoideo: es una colección de líquido cefalorraquídeo en las membranas del cerebro y representa una condición congénita, o se puede presentar por lesiones cerebrales, tumores o infecciones como la meningitis. No presentan síntomas a menos que sean muy grandes.

¿Cuál es el tratamiento para un quiste?

¿Cuál es el tratamiento para un quiste?

El tratamiento a aplicar en un quiste dependerá de cual se trate, a continuación algunos de ellos:

  • De ovario: por lo general no requiere tratamiento ya que desaparecen por sí solo, pero si son de gran tamaño y causan dolor abdominal, sospecha de malignidad, se deben extirpar quirúrgicamente.
  • De Naboth: aunque no cause preocupación, el ginecólogo puede realizar una electrocauterización ya que puede alterar la anatomía del útero.
  • De Backer: si hay dolor se puede recomendar fisioterapia, aspiración del líquido o cirugía en caso de que el quiste se rompe.
  • Sebáceo: si causa malestar o crece mucho se realiza un pequeño procedimiento quirúrgico.
  • Renal: varía por el tamaño, cantidad de quistes identificados y síntomas, puede ir desde medicamentos a cirugía para removerlos o el riñón.
  • Pilonidal: requiere de un procedimiento quirúrgico.
  • Bartolino: por lo general no necesita tratamiento pero si hay inflamación o infección se aplica antiinflamatorios, antibióticos o cirugía.
  • Sinovial: si es grande se prescribe antiinflamatorios y la aspiración del líquido.
  • Aracnoides: se realiza una cirugía dependiendo de los síntomas presentados por la persona, edad, lugar del mismo y tamaño.
  • Hígado: se puede aplicar cirugía para remover el quiste o, en casos más graves, retirar una parte del hígado o incluso hacer un trasplante del mismo.
  • De mama: inicialmente revisión médica inicial pero si hay dolor, malestar, crecimiento u otra manifestaciones sugestivas de malignidad, debe hacerse una punción por el médico para un análisis mejor.

¿A qué se deben la presencia de un quiste?

El quiste se puede presentar por variados factores, los cuales dependerán del tipo y donde se desarrolle, pero algunas de las causas más comunes son:

  • Infecciones.
  • Defectos en el desarrollo fetal.
  • Factores genéticos.
  • Tumores.
  • Defectos en las células.
  • Inflamaciones.
  • Obstrucción de las glándulas.
  • Problemas hormonales.
  • Embarazo.
  • Por lesiones o traumatismos en los tejidos.

¿El quiste puede dar origen al cáncer?

¿El quiste puede dar origen al cáncer?

Por lo general, el quiste es benigno y suelen desaparecer sin tratamiento incluso, pero se debe vigilar médica, ya que algunos crecen demasiado o presentar características sospechosas y se debe investigar para indicar el mejor tratamiento o detectar complicaciones.