jueves, 18 abril 2024 12:51

Los fichajes más caros del Barcelona

-

Dentro de la historia del FC Barcelona han pasado algunos de los jugadores más importantes que han existido en el mundo del fútbol, como Maradona, Cruyff, Ronaldinho, Ronaldo, Rivaldo…; pero otros tantos han surgido desde su cantera, como lo han sido Lionel Messi, Xavi, Iniesta…, lo que supuso que el club no gastara ni un euro en fichajes. Y es que esa había sido una de las grandes virtudes del Barça de los últimos años, que no gastaba tanto dinero en fichajes; aunque todo cambió con la dirigencia que comandó primero Sandro Rosell y luego, una mucho peor, con Josep Maria Bartomeu.

El club volvió a esos tiempos antiguos en los que gastaba millones de pesetas, ahora son de euros, para fichar el talento que hubiera en el mundo y ayudara a progresar al equipo. Muchas veces funcionó o por lo menos si que pudieron contribuir; no obstante, en los últimos años han sido más que todo como tirar dinero a la basura, pues casi ninguno de los fichajes que llegó pudo aportar algo de valor a este Barcelona. Pese a todo, si que casi todos dejaron su pequeño sello dentro del club, pues se convirtieron en varios de los fichajes más caros en la historia de la entidad catalana. Algunos pudieron hacer grandes cosas, otros pasaron sin pena ni gloria y con varios de ellos la gente se quedó pensando «¿de verdad?»; pero sea como sea, ya forman parte de la historia culé.

Malcom es otro de esos fichajes inexplicables

Malcom

En el 2018, Malcom estaba casi listo para ir a la Roma, proveniente del Girondis de Burdeos, luego de que el club italiano tuviera todo preparado para ficharlo; sin embargo, la aparición a último momento de Bartomeu cambió todos sus planes y el brasileño acabó fichando por el Barcelona a cambio de 41 millones de euros. Pese a que se pensó que brillaría al ser un extremo veloz y con mucha ofensiva, casi ni pudo jugar y se pasó la mayor parte de su estancia como azulgrana en el banquillo. Al final, se convirtió en otro de esos fiascos de Bartomeu; porque un años después de su fichaje acabó yéndose al Zenit por 40 millones de euros, más cinco en variables. Otro que trajo Bartomeu que no dejó huella en el equipo.