Quantcast
miércoles, 8 diciembre 2021 2:36

El favorito de Laporta para sustituir a Koeman

-

Para nadie es un secreto que Ronald Koeman tiene las horas contadas en el FC Barcelona. Desde hace semanas que Joan Laporta medita cesar al técnico neerlandés dadas las grandes diferencias de opinión que poseen ambos, los malos resultados obtenidos y las constantes declaraciones en contra del sentir del Barça; todo eso lo ha hecho alejarse del banquillo y ahora que ya es insostenible mantenerlo en el puesto, el club tendrá que rascarse los bolsillos, pagarle esa indemnización de 12-13 millones de euros que quería ahorrarse y buscar un sustituto. Sin embargo, allí radica el problema y la razón central de que todavía no hayan despedido al actual estratega blaugrana.

Aunque ya nadie quiere ver a Koeman sentado ni un minuto más en el banquillo azulgrana, la realidad es que sin tener un sustituto confirmado Laporta no quiere arriesgarse a quedarse sin entrenador. Por mucho que le pese la idea de que el neerlandés esté ante el Atlético de Madrid, el mandatario culé ha tenido que mantener sus pensamientos fríos para no dejarse llevar por el impulso y despedir a Koeman tras el 3-0 que les endoso el Benfica; todo esto porque el parón FIFA abre una ventana de tiempo en el que podrán alcanzar un acuerdo con el nuevo técnico y finiquitar todo el asunto del pago al neerlandés. Ahora bien, un sinfín de rumores se han abierto, pero Laporta tiene claro quien es el candidato que él quiere para el puesto, nada más y nada menos que Andrea Pirlo.

Koeman se ha lanzado él solo al vacío

Indemnización Barça Koeman Laporta

Si bien la idea era que Koeman completara su contrato, más que nada porque no había dinero para darle un finiquito si lo despedían verano, todo se ha precipitado. El neerlandés ha logrado hartar a Laporta y este no lo sostendrá más en el cargo. Sus constantes puyas hacia el mandatario culé, que este no duda en responderle; el empeño en hacer menos al club, pese a que sea verdad que el equipo este mal, él es el entrenador y debería animar; y lo peor, esa serie de malos resultados, con la derrota ante el Bayern, los empates ante Granada y Cádiz, y la caída contra el Benfica han terminado de sellar su destino. Dolerá en las arcas del Barcelona y habrá problemas financieros que resolver, pero la indemnización se le pagará al neerlandés para deje el club de una vez por todas.