Quantcast

Contabilizadas unas 20.000 personas en el evento de Fibes de Sevilla

El Ayuntamiento de Sevilla ha destacado este domingo la recuperación de la amplia y diversa agenda de actos culturales, turísticos y religiosos tras reducirse las restricciones sanitarias establecidas para frenar los contagios por la COVID-19.

Así, la ciudad recupera el pulso y «se prepara para un otoño repleto también de actividades que inciden en la vuelta a la normalidad y en la reactivación económica y laboral», según el Consistorio.

En concreto, durante tres días han visitado FIBES alrededor de 20.000 personas para asistir al evento multideportivo del Arnold Sports Festival, el primero de carácter internacional el calendario del Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla tras la pandemia.

Asimismo, organizado por el Área de Economía en colaboración con Contursa, se ha desarrollado el desfile de apoyo a la moda flamenca, acompañado por música en directo, con la asistencia de unas 2.600 personas en la Avenida de la Constitución, que ha contado con un operativo amplio en el que han participado, además, del dispositivo policial, operarios de Lipasam y el Área de Movilidad.

Como consecuencia de los distintos eventos, la ocupación hotelera ha rondado el 80 por ciento en la ciudad, según las estimaciones de la sociedad municipal Congresos y Turismo de Sevilla, sobre todo por el impulso del Arnold Sport Festival, el inicio de la feria taurina de San Miguel en la Plaza de la Maestranza, que atrae a un importante número de turistas nacionales, y la propia reactivación del turismo en los últimos meses.

De hecho, sólo el sábado más de 4.000 personas visitaron el Real Alcázar de Sevilla, que ha colgado el cartel de completo en sus visitas teatralizadas nocturnas del fin de semana y en sus ciclo de conciertos Noches en los Jardines del Real Alcázar. Mientras, el ciclo ‘Circo Joven por Barrios’ ha recalado con su amplia programación de septiembre en Sevilla Este, Bellavista y Parque de María Luisa, con alrededor de 600 asistentes, que han llenado los espacios reservados para las funciones.

En cuanto a las procesiones de la Virgen de las Tristezas de la Vera Cruz y la Virgen de los Desamparados de Alcosa han transcurrido sin incidencias en la mañana del domingo, con un amplio dispositivo de tráfico y seguridad para regular los desvíos alternativos y ordenar la afluencia de público, numerosa tras año y medio sin cofradías en las calles de la ciudad -en la tarde de hoy tendrá lugar también la procesión de la Divina Pastora de Santa Marina-.

Igualmente, se montó un dispositivo el preventivo en la mañana del sábado con Policía Local, Bomberos y Protección Civil para las exhibiciones aéreas con motivo del centenario de la base de Tablada.

En el caso del operativo policial, la atención a los distintos eventos se ha hecho compatible con la habitual labor de los agentes y el refuerzo que se acomete los fines de semana para continuar controlando el cumplimiento de las normas anti-COVID-19 vigentes, la botellona y los horarios de cierre de los establecimientos hoteleros, así como para garantizar el derecho al descanso de los vecinos y vecinas.