Quantcast

Cómo lograr que el rebozado del pollo esté bien crujiente

Una rica y sabrosa forma de comer el pollo es mediante la fácil técnica de rebozado. Es una forma tan efectiva como conocida para darle todo el sabor a nuestro producto. Sin embargo, muchas veces fallamos en la, a priori, fácil elaboración.

Y es que, el pollo sin rebozar puede resultar poco apetitoso. Pero un filete empanado puede también resultar fastidioso si la parte externa, el rebozado, no está bien lograda. En el siguiente artículo te explicamos cuáles son los secretos de un buen rebozado para que esté como tiene que estar, bien crujiente.

Distintas técnicas y posibilidades

Foto: Pixabay

Para rebozar nuestro pollo, son importante varios factores. También es necesario saber que existen varias técnicas, desde el doble rebozado hasta la utilización de distintos panes rallados, como la preparación del panko japonés.

Estas técnicas se utilizan para que la capa externa impregnada de pan rallado esté perfectamente crujiente. No obstante, utilicemos la técnica que utilicemos, hay unas pautas que debemos respetar sí o sí.