Quantcast

‘Arturo’, de ‘La Casa de Papel’, ficha por esta serie española de Netflix

Netflix es sin duda una de las plataformas que mejor ejemplifican el avance de la tecnología en nuestros tiempos y la necesidad de los negocios de adaptarse a los cambios. Seguramente muchos aún recordaréis que hace no tanto tiempo había que ir al videoclub para alquilar una película. Ahora, Netflix pone a nuestra disposición a través de internet un catálogo inmenso de contenido audiovisual que llega a cualquier parte del mundo sin tener siquiera que movernos de casa. Fenómenos como el de la serie “La Casa de Papel» lo ejemplifican bien.

Netflix la reina el consumo compulsivo

Es cierto que Netflix posibilita algo que es imposible en la emisión de series en el formato tradicional, el consumo compulsivo del producto. Con respecto a La Casa de Papel, Alex Pina reflexiona en una entrevista concedida a El País: “La serie en consumo compulsivo funciona mejor que en consumo fraccionado porque la publicidad y el semana a semana hace que tú no tengas esa ansiedad de tiempo interno que tiene la serie, es decir, no te metes dentro. Además, La casa de papel funciona en tiempos muy cortos. La experiencia del espectador es mucho más bestia en consumo compulsivo y más adictiva, lógicamente”.