lunes, 4 marzo 2024 19:50

Los 10 mayores logros de Kimi Raikkonen en la Fórmula 1

No por ser esperado duele menos. En la tarde del pasado miércoles, Kimi Raikkonen, campeón del mundo de Fórmula 1 en 2007, anunció su retirada de la categoría reina del automovilismo en cuanto acabe esta temporada. «Esto es todo. Ésta será mi última temporada en Fórmula 1», explicó Kimi, de 41 años y que, con 341, es el piloto con mayor número de carreras disputadas en la división de honor del automovilismo.

El finlandés, desde el año 2019 pilotando para Alfa Romeo, se ha ido encontrando con un rendimiento cada vez menor, y del que no ha podido hacer frente a las carencias de un coche que, salvo contadas excepciones, se ha encontrado más cerca del final de parrilla que de la parte media-alta. Pero, ¿cuáles han sido sus mejores momentos? Debutó en 2001, completando un sinfín de actuaciones desde entonces a lo largo de su trayectoria. Lo repasamos.

2002: llegada a McLaren y primera victoria de Kimi Raikkonen, en Malasia

Kimi Raikkonen Malasia 2003

Después de un primer año muy prometedor y fructífero, a finales de 2002 el equipo McLaren-Mercedes, comandado entonces por Ron Dennis pidió su fichaje, y el finlandés dejó Saber para enrolarse en un equipo donde las expectativas estaban siempre en la cima.

Por esto, su segundo año se puede decir que fue un anticipo de todo lo que vino después. Era el lugar donde había estado un año antes luchando Mika Hakkinen por el título con Michael Schumacher, después del doblete de Hakkinen en 1998 y 1999. Por lo que el mejor recambio de los de Woking era otro finlandés, aquí Kimi.

Y llegó su primera victoria. Fue en Malasia, el escenario de la segunda ronda de la temporada 2003. El sábado, Fernando Alonso consiguió la primera pole position de su carrera con Renault, por delante de su compañero de equipo Jarno Trulli y de Michael Schumacher de Ferrari. Sin embargo, los dos últimos debían aferrarse desde los primeros metros de la carrera. Poco después, David Coulthard también se tuvo que retirar después de empezar desde el cuarto lugar.

Comenzando séptimo en la parrilla, Raikkonen aprovechó estos abandonos y adelantando por unas vueltas, hasta que tomó la punta por primera vez en la carrera. Al final, fue una estrategia impecable con dos paradas en pits que le permitió tomar la delantera para siempre.