Quantcast

Sobrasada: cómo hacerla en longaniza para cortar una loncha cada vez que entres a la cocina

En cualquier lugar del mundo contar con unos buenos embutidos en la cocina es la mejor forma de matar un antojito vespertino. Cortar una loncha de jamón o de salchichas y comerla con un trozo de pan o así solitas, es una merienda rápida capaz de mitigar las ansias de un bocadillo. La sobrasada en longaniza queda perfecta para matar esos antojos y hoy te voy a contar como puedes hacerla en casa para que la disfrutes cada vez que quieras.

Otros tipos de sobrasadas

Sobrasada: cómo hacerla en longaniza para cortar una loncha cada vez que entres a la cocina

Las sobrasadas que te he mencionado anteriormente se encuentran embutidas en los intestinos; no obstante, otras partes del sistema digestivo o urinario son utilizados como contenedor de esta. La Bufeta es embutida en la vejiga urinaria y la Ventre en el estómago. Esta última es la de mayor tamaño de todas las embutidas, su curación se hace de afuera hacia el interior siendo así más seca por fuera y más cruda por dentro.

La Bufeta se disfruta en  grandes fiestas y reuniones, donde varios comensales suelen disfrutar sus cortes según su gusto. En la actualidad también existen las sobrasadas que se comercializan en tarrinas, estas no son lo mismo que cremas grasientas untables, una buena sobrasada no destila grandes cantidades de grasa.