Quantcast

El truco de Arguiñano para hacer las mejores patatas fritas

Hamburguesa, bebida fría y unas ricas patatas, que mejor comida dominguera se puede disfrutar en casa. Con esta considerada comida rápida se pueden hacer las más variadas versiones, como la de Jordi Cruz que esta para chuparse los dedos. Ahora bien, Arguiñano no se queda atrás, y ha presentado unas patatas que están de locura para acompañar a las más divinas hamburguesas. Y como es de esperar, el simpático chef no se guardó ningún secreto.

Desde cuando se acompaña la hamburguesa con patatas

Desde cuando se acompañan

En sus inicios, la hamburguesa se servía como un único plato en forma de sandwich; sin más, y a pesar de que a principios del siglo XIX las patatas fritas se servían como aperitivo en los principales restaurantes de Estados Unidos, no fue sino hasta mediados del siglo XX cuando su presencia se hizo popular al momento de acompañar una jugosa hamburguesa.

Las patatas como contorno de estas, se hicieron famosas de la mano de compañías como McDonald’s’s y Burger King, quienes de hecho iniciaron el proceso de congelamiento de las mismas y llegaron al truco exacto de freírlas en una mezcla de aceite de soja y sebo de vaca para potenciar su sabor.