Quantcast

Álvarez espera alcanzar un acuerdo con el Gobierno para subir el SMI este año

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, espera alcanzar un acuerdo con el Gobierno el próximo 1 de septiembre para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en línea con la inflación para este año, con el objetivo de llegar a los 1.060 euros a lo largo de 2022 y 2023.

De cara a la próxima reunión del 1 de septiembre entre Gobierno y sindicatos para debatir el incremento del SMI, Álvarez ha remarcado que lo que le interesa «son hechos y no palabras», por lo que espera que el Ejecutivo esté de acuerdo con el alza salarial «como lo han hecho la mayoría de países de la Unión Europea».

En julio, el Índice de Precios de Consumo (IPC) bajó un 0,8% en relación con el mes anterior, pero situó su tasa interanual en el 2,9%, dos décimas por encima del mes anterior y su tasa más elevada desde principios de 2017, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

«Procedemos a una subida del salario mínimo y que en el año 2021 esté por lo menos en torno a la subida de los precios. No hay que olvidar que tenemos los precios disparados», ha resaltado el representante sindical en una declaraciones a ‘Radio Intereconomía’.

Acto seguido, Álvarez ha considerado que alcanzar los 1.060 euros de SMI en los próximos dos años supondría una «dignificación» del salario mínimo y lo situaría de acuerdo con lo que marca la Carta Social Europea, es decir, en el 60% del salario medio de España con datos de 2019.

No obstante, el secretario general de UGT ha recordado al Gobierno que el incremento del SMI tendría que haber entrado en vigor el 1 de enero, algo que desde el sindicato consideran que «no ha habido alguna razón para que no se haya hecho».

«Esperamos, ahora sí, que podamos no solo hablar del SMI del año 2021, sino que hablamos del año 2022 y 2023 y podamos alcanzar esos 1.060 euros, que es lo que los expertos han determinado que en el año 2019 era el salario medio en nuestro país», ha subrayado.

ÁLVAREZ NO DESCARTA SALIR DE LA REUNIÓN SIN UN ACUERDO.

En cuanto a la posibilidad de acabar la reunión sin un acuerdo, Álvarez no descarta nada. «Creo que es positivo que nos convoquen, pero no quiero lanzar las campanas al vuelo. En todo caso, tiempo tendremos después de esta reunión para ver si realmente se cumplen las expectativas que tenemos o no», ha añadido.

Álvarez, además, ha insistido en que el asunto del SMI «llueve sobre mojado» y desde el sindicato están «quemados» con la postura de la Administración. «Le he dicho al Gobierno que o hay movimiento en este tema o que se olviden de nosotros para negociar el resto de las cuestiones», ha advertido.

En este sentido, el secretario general ha indicado que desde la perspectiva sindical no se puede «tener una cara a la hora de reformar la reformas de las pensiones u otros elementos que hay encima de la mesa y que (el Gobierno) decida que en el tema del SMI ni siquiera se vaya a constituir la mesa».

Pepe Álvarez ha recordado que la subida de los salarios «es clave» en el proceso de recuperación económica, por lo que el incremento del SMI es un elemento «fundamental» para la creación de empleo más allá de los fondos europeos de recuperación.