Quantcast

El PSOE cree que los ‘ongi etorris’ deben impedirse

El diputado del PSOE y ex alcalde de San Sebastián Odón Elorza ha afirmado que deberían impedirse los ‘ongi etorris’ a los presos de ETA a su salida de la cárcel porque son «inaceptables» y suponen «una ofensa» a los valores democráticos, a la convivencia y a las víctimas. Asimismo, ha instado a Sortu y EH Bildu a que «hagan su papel» y no los apoyen «bajo ningún concepto».

En una entrevista concedida a Onda Vasca, Elorza ha considerado «inaceptables» las imágenes del «recibimiento y exaltación» al preso de ETA Agustín Almaraz que se dieron este pasado lunes en el barrio bilbaíno de Santutxu, tras abandonar la cárcel.

«Es una ofensa a los valores democráticos, a la libre convivencia, especialmente a todas las víctimas», ha denunciado el político socialista.

Por ello, ha insistido en que los recibimientos deberían limitarse «al ámbito privado» y evitarse «en la calle, públicamente y de esa manera». «Me parece algo inadmisible y que o bien las autoridades judiciales o las que se requiere para, en su caso, impedir ese tipo de celebraciones, de recepciones, de ‘ongi etorris’, o bien las medidas administrativas, lo impidan», ha añadido.

Según ha manifestado, «eso lo tenemos la mayoría muy claro y hay que llevarlo a efecto». Por ello, ha esperado que, aunque «son pocos casos» los que se han dado este año, no se repitan estos recibimientos porque «alteran la convivencia».

Elorza ha esperado también que «Sortu, el mundo de Bildu, hagan su papel y no apoyen bajo ningún concepto ese tipo de convocatorias». Asimismo, ha pedido a la izquierda abertzale que «condene con radicalidad los follones que se montan en la calle» ante las restricciones establecidas para luchar contra la pandemia. «Eso también hay que condenarlo sin ningún género de duda», ha manifestado.

SIN JUSTIFICACIÓN

El exregidor donostiarra ha lamentado los altercados que se han registrado la pasada semana en San Sebastián y ha subrayado que «no se explican las ganas de bronca de una minoría que no es representativa de la gran mayoría de la juventud donostiarra o vasca».

«Se juntan distintos factores, distintos personajes, lo mejor de cada casa y, al final, medidas que persiguen la seguridad de la sanidad pública y la libre convivencia se convierten en una bronca con ataque y lanzamiento de objetos a las policías y ataque a algunos establecimientos», ha criticado.

Además de lamentar que da «mala imagen» y crea «mala convivencia», ha remarcado que «no cabe ninguna justificación y la policía tiene que actuar y ponerlos a buen recaudo, ante los tribunales, ante los jueces».