Quantcast

La Policía confirma que el refuerzo del GEO ya se encuentra en Kabul para apoyar en la evacuación

La Policía Nacional ha confirmado este lunes que el refuerzo del Grupo Especial de Operaciones (GEO) ya se encuentra en Kabul para apoyar en las tareas de evacuación que realizan desde el primer día otros 17 compañeros junto al embajador y su segunda en la delegación española.

«Ya se encuentra en Kabul el refuerzo de agentes del GEO para apoyar en la tareas de evacuación a los 17 policías nacionales desplegados en la zona», ha señalado la Policía en su cuenta oficial de Twitter, enlazando a una fotografía donde se ve de perfil a uno de estos agentes de la unidad de elite.

El Gobierno decidió este fin de semana reforzar a los 17 agentes de la Policía Nacional que participan en las tareas de evacuación de la población afgana desde el aeropuerto de Kabul. Fuentes al tanto del operativo precisaron que serían tres agentes del GEO y dos diplomáticos los que viajarían a la capital afgana.

Los tres agentes del GEO de refuerzo hicieron escala en Dubai antes de sumarse al operativo compuesto por otros diez efectivos de esta unidad y siete de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

La labor de este grupo de policías, sumada a la de 110 militares españoles, está siendo fundamental desde que el equipo de la Embajada abandonó las instalaciones oficiales en la capital de Afganistán, debido al avance talibán, para trasladarse al interior del aeropuerto de Kabul.

Los policías tienen encomendado dar seguridad al embajador, Gabriel Ferrán, y a la segunda de la delegación, así como participar desde los aledaños del aeropuerto a la localización de los afganos y sus familias que previamente han sido avisados porque figuran en las listas del Gobierno para abandonar el país centroasiático.

La tarea está siendo muy compleja debido a la gran cantidad de personas que se agolpan en las diferentes puertas de acceso al aeropuerto, donde también hay presencia talibán realizando controles aleatorios.

El perímetro de seguridad del aeródromo lo ejercen los militares estadounidenses, con quienes hablan los efectivos españoles para tratar de reubicar en el interior del aeropuerto a los afganos que se han desplazado hasta allí al contar con permiso para subir a los aviones A400M.

La previsión es que tanto el embajador como los policías abandonen el país en el último avión con afganos que regrese a la base de Torrejón (Madrid), previa escala en Dubái.