Quantcast
martes, 21 septiembre 2021 11:41

El motivo por el que Rafa Nadal está pensando en ‘jubilarse’

Poco a poco los años van pasando y el tiempo va diciendo que en el mundo del tenis otra era está llegando. Una de las pruebas es que Rafa Nadal cada vez tarda más en reaparecer a un nivel que se pueda llamar óptimo. Ya varios indicios se presentan de que en el deporte de las raquetas muchas de las cosas que se estimaban como una realidad están cambiando de forma abrupta; porque los tres grandes van perdiendo terreno a pasos agigantados. Que Roger Federer haya salido de Wimbledon de forma humillante y que aún no de síntomas de que vaya a presentar su mejor tenis es una aviso; lo de Novak Djokovic cayendo de forma increíble en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 es otro gran ejemplo, pese a que todavía pueda ganar todos los Grand Slams de este año, esa derrota ante Zverev fue un duro golpe.

Todo en el tenis va cambiando, pero como se ha visto no solo son estos dos históricos; en la ecuación también entra un Nadal que cada vez que aparece deja más dudas que certezas. Sus actuaciones son un gran cúmulo de brillantez, de golpes imposibles, recuperaciones impensables y mucha más magia tenística; sin embargo, esta no es como antes que le permitía andar dándolo todo por cualquier torneo de principio a fin, porque incluso perdiendo en instancias finales podía demostrar su clase. El problema es que ya no es tan así y lo que muestra solo dura uno o dos encuentros hasta que debe renunciar o cae por sus propias molestias físicas. Así que son estas las que están acrecentando el temor de muchos aficionados españoles que veían al mallorquín jugando muchos años más y ahora sería algo que no podrían asegurar con total certeza.

Unos problemas físicos que siguen enturbiando todo

Nadal tiene molestias en su pie

Cada vez la sombra del retiro se acerca mucho más y pese a que solo tiene 35 años, todos esos males y molestias físicas se han ido acumulando hasta este estado en el que muchos temen que su jubilación esté más próxima de lo que se esperaba. «Han sido un par de meses difíciles para mí en términos de problemas físicos», comentó hace poco en la rueda de prensa previa al Masters 1000 de Toronto, en el que le tocará debutar ante Lloyd Harris. Luego de su participación en el Roland Garros, en el que cayó de forma terrible ante Djokovic en la final; lo peor sería que no solo su moral quedó golpeada, también terminaría apaleado físicamente de una forma tal que decidió saltarse la temporada de césped, con lo que no participó en Wimbledon, y también renunció a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Justo ahora, son unos problemas en el pie los que están dificultando que su desempeño sea el adecuado. De hecho, pese a no estar del todo recuperado, el balear decidió reaparecer en el torneo de Washington; pero allí se vio que no estaba nada bien. Pese a una buena victoria en su debut, en el siguiente partido sufrió del esfuerzo que hizo para ganar ese primer duelo y por eso acabó perdiendo en tercera ronda; al punto de que admitió que era su pie el que le estaba ocasionando problemas. Con la victoria y el nivel que estaba mostrando pensó que le alcanzaría para más, pero como el mismo admitió, al final no fue suficiente. «En algunos momentos la situación es peor y en otros momentos la situación es mejor», confesó un Nadal que sigue trabajando duro para superar estos problemas que lo aquejan.

Nadal quiere seguir en la lucha

El mallorquín busca llegar bien al US Open

Las molestias y las diuficultades parece que se le acumulan a un Nadal que, a pesar de todo lo sucedido, todavía demuestra esas ganas de luchar en la cancha; por mucho que su cuerpo quiera impedírselo. Si bien explicó que en el caso de estas molestias en el pie ya tiene batallando con ellas desde el 2005; la realidad es que no piensa rendirse en su deseo de seguir acumulando éxitos en el tenis. Con el tiempo avanzando y él perdiéndose torneos parece difícil; ante eso él quiere enseñar en Toronto que aún tiene nivel. «Necesito volver a encontrar las sensaciones positivas con mi pie. Realmente necesito tener un par de semanas con menos dolor para volver a tener la confianza en mis movimientos, sabiendo que podré salir y competir por mucho tiempo… eso es algo que estoy buscando en este torneo», comentó.

Esa confianza en la pista, su hambre para seguir luchando y la fortaleza física necesaria en el jugador, son características que Nadal necesita volver a recuperar en su juego. Aunque, tal como el propio jugador mallorquín ha explicado un montón de veces, no será para ser el número 1 ni ser considerado el mejor de la historia; más bien lo hace para seguir en lo que más le gusta en el mundo: el tenis. Obviamente el ser el mejor es algo que busca, pese a que no lo admita y solo Djokovic se atreva a hacerlo; pero lo que si es verdad que no es su objetivo central en el mundo de las raquetas. Lo cierto es que Nadal se presentará en Canadá en busca de esas sensaciones que le permitan ganar confianza de cara al US Open y para eso trabajará estos días.