Quantcast

Hertz reduce sus pérdidas a 143 millones en el segundo trimestre

La empresa de alquiler de vehículos Hertz registró unas pérdidas de 168 millones de dólares (casi 143 millones de euros al cambio actual) en el segundo trimestre del año, lo que supone una importante reducción en comparación con los ‘números rojos’ de 847 millones de dólares (720 millones de euros) que presentó en el mismo periodo del año anterior.

Hertz generó unos ingresos totales por valor de 1.873 millones de dólares en el segundo trimestre, un 125% más, gracias a «una fuerte demanda de viajes de placer junto con un inventario de flota más ajustado», según ha explicado la compañía.

«Hertz obtuvo un excelente segundo trimestre a medida que los viajes continuaron repuntando. Con una demanda creciente y una oferta ajustada en toda la industria, nos mantuvimos ágiles en la gestión de nuestra flota para satisfacer las necesidades de los clientes», ha destacado el presidente y CEO de Hertz Global, Paul Stone.

Los resultados del segundo trimestre han incluido unos gastos de reestructuración financiera que ascendieron a 633 millones de dólares (538 millones de euros) y le han permitido salir de la bancarrota. A estos se unieron más de 400 millones de dólares (340 millones de euros) de reducción de costes estructurales y recurrentes.

«Nos beneficiamos de las importantes mejoras operativas y financieras que hicimos a través de nuestro proceso de reestructuración. Nuestra mejor posición financiera y la estructura de capital nos brinda la flexibilidad y los recursos para aprovechar nuestras fortalezas y capitalizar el impulso acelerado en los trimestres venideros», ha afirmado el CEO.

SALIDA DE BANCARROTA Y VUELTA A LA BOLSA

La Corte de Bancarrotas de Delaware (Estados Unidos) dio el visto bueno al Plan de Reorganización de la compañía el pasado 10 de junio y entró en vigor 20 días después. El mismo 30 de junio Hertz salió del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras del país norteamericano, a la que se había acogido tras declararse en bancarrota en mayo de 2020 por el impacto de la pandemia.

Fuera de esta herramienta de protección para las compañías, ahora se ha definido como «una empresa bien capitalizada con la flexibilidad y los recursos para perseguir nuevas y emocionantes oportunidades de crecimiento».

Dentro de los planes de futuro, Hertz ha anticipado en los resultados trimestrales una nueva oferta pública inicial (IPO, por sus siglas en inglés), la cual incluye organizar una gira de inversores y volver a cotizar en una Bolsa importante para finales de 2021.