Quantcast

Tomates: trucos para pelarlos en cuestión de segundos

Los tomates están en su mejor momento del año, los rayos del sol los están nutriendo de manera natural y su jugosidad, sabor y color va en crecimiento cada día. Si bien son divinos en rebanadas dentro de un sandwich o usado entero para un divino salmorejo o un tradicional gazpacho; muchas son las preparaciones en las que es necesario tenerlos pelados.

Cuando se habla de pelar tomates más de uno arruga la cara, y con total razón. Generalmente, la piel de los tomates es sumamente fina y retirarla completamente, puede resultar una tarea bastante cansona. Por fortuna, así como existen los mejores trucos virales para pelar un huevo duro, existen también los trucos para pelar los tomates.

Antes de pasar a los mejores trucos para lograr el cometido, te invito a conocer un poco que tan conveniente es pelar a estos amados y jugosos infaltables rojos.

Tomates: ¿Qué es mejor?, ¿pelarlos o no pelarlos?

tomates

Un estudio realizado por la Universidad Mediterránea de Marsella ubicada en Francia, comprobó que al consumir el tomate con piel, se aprovechan aún más los nutrientes presentes en el mismo.

En el estudio se sometió a pruebas las cualidades de la pasta de tomate con y sin piel, y se pudo determinar que aquella que contenía la piel de los tomates contenía un 58% más de licopeno y un 99% más de betacaroteno en comparación de la que resultaba de usar tomates pelados en su preparación.

Además se pudo concluir, que en la piel de los tomates se encuentran presentes una buena cantidad de fitoquímicos antioxidantes que actúan como barrera protectora frente a los radicales libres, evitando el envejecimiento celular.

Sin embargo más allá de lo potencialmente saludables que pueden resultar al consumirlos con su piel, ciertamente aquellas personas que presentan problemas gastrointestinales deben evitar esta. 

Elegir pelar o no los tomates es una decisión personal, de igual forma dependerá del tipo de receta en que vayas a utilizarlos.

Trucos para pelar tomates y no morir en el intento

Tomates: trucos para pelarlos en cuestión de segundos

Si bien, con mucha frecuencia pueden pelarse con un cuchillo o pela patatas, estos instrumentos muchas veces terminan llevando consigo buena parte de la carne de los divinos tomates; y esto sobre todo sucede cuando quien lo ejecuta no es precisamente la persona más paciente del mundo.

En la actualidad son cada vez más los trucos que surgen en la cocina para hacer de todo un proceso más fácil, así que si necesitas pelar varios tomates, no te comas la cabeza y escoge uno de los trucos que voy a compartirte.

Utilizar el microondas, uno de los mejores aliados 

microondas

Definitivamente el microondas llegó para quedarse y ser parte vital en la cocina. Desde fundir chocolate hasta para hacer un arroz sueltecito, el microondas ha demostrado su versatilidad de múltiples formas. Por esta razón, también es una herramienta que facilita pelar tomates de forma rápida.

Para pelar los tomates con el microondas como aliado, solo necesitas tener a la mano un plato y una tapa aptos. La forma de hacerlo es muy sencilla, toma los tomates y realiza un corte en forma de cruz en la base; tal como se hace para escaldarlos. Colócalo sobre el plato con el corte hacia arriba, tápalo e introdúcelo en el microondas.

El tiempo que debes programar el microondas es de apenas un minuto; transcurrido este tiempo, espera 30 segundos antes de retirar los tomates de su interior. Para retirar la piel solo debes tirar de esta guiándote por el corte que habías realizado. Será sumamente sencillo, en especial si requieres pelar pocos tomates.

Pelarlos directamente sobre el fuego

Sobre el fuego

Si no cuentas con un horno microondas y deseas pelar rápidamente poca cantidad de tomates, esta opción es para ti. No requieres utilizar muchos utensilios y prácticamente no ensuciarás nada.

Solo debes encender el fuego e insertar un tenedor en el tomate justo en la parte superior del mismo. Colócalo cerca de la llama dejando un espacio de unos 2 centímetros. Es importante que no lo coloques directamente en el fuego.

A medida que lo mantienes cerca de la llama, notarás que la piel del tomate comienza a lucir arrugada, no lo dejes estático y dale algunas vueltas. Para finalizar déjalo reposar un poco y cuando esté frío hala la piel, será muy sencillo retirarla.           

El truco más utilizado y que los pelará en segundos: El escaldado de los tomates

escaldar

Simple, rápido, sencillo y muy eficaz. Con estas palabras definiría perfectamente el método de escaldar los tomates para pelarlos rápidamente. Necesitas pocos materiales y solo debes ser cuidadoso para evitar quemaduras durante el proceso. 

Para llevarlo a cabo, debes colocar sobre la hornilla a fuego máximo una olla con agua hasta que esta llegue a ebullición. Mientras el agua se calienta, en un bol grande coloca agua fría con unos cubos de hielo y tenlo a la mano sobre la encimera.

El escaldado de los tomates funciona gracias al choque de las temperaturas. Por esta razón, es sumamente importante que el agua caliente esté muy caliente, y el agua fría esté suficientemente helada. De igual forma, a cada uno de los tomates que vayas a pelar debes hacerle un pequeño corte superficial en forma de cruz. Este corte debes hacerlo en la base de los tomates. Trata de no cortar mucho la carne, y que el corte rompa cuidadosamente la piel.

Cuando el agua esté hirviendo y se note bastante caliente y burbujeando, deberás colocar todos los tomates en su interior y dejarlos allí por veinte segundos. Es importante que no los dejes más tiempo, de lo contrario se cocinaran en su superficie. Apenas transcurran los veinte segundos, saca los tomates con una espumadera y sumérgelos en el bol con agua fría.

Con tres minutos en el agua fría bastará para que la piel pueda desprenderse con facilidad. Sácalos del agua y tira de las puntas de los cortes que habías realizado.