Quantcast
martes, 17 mayo 2022 0:44

Los 4 problemas que podrían hundir al FC Barcelona

-

Dentro del FC Barcelona las cosas parecen ir en una completa montaña rusa. Cuando todo luce terrible surgen noticias que levantan la esperanza del barcelonismo en pleno; pero casi inmediatamente llegan otras que bajan la moral de forma abrumadora y dejan al club en un estado mucho peor del que estaba antes de la noticia. No hay más que ver lo que sucedió con la llegada del impulso económico que daría la CVC, con el que el club azulgrana no parece estar tan de acuerdo, esto al estar más apegado al discurso de la Superliga Europea de Florentino Pérez; aunque todo empeoró, pues tras no aceptar esa ayuda llegó la noticia del adiós definitivo de Lionel Messi. Lo dicho, la historia del Barça se complica y nada parece sacarlo de esa vorágine de decepciones que parecen presagiar una temporada difícil.

La grave crisis económica del club, que se produce tras los años de la nefasta gestión que protagonizó Josep Maria Bartomeu, ha dejado al Barcelona en un estado insostenible y con una deuda terrible de la que ahora se está haciendo cargo un Joan Laporta que deberá pagar los platos rotos de lo malo que se ha venido haciendo desde hace tiempo. Sin poder asistir de gran forma al mercado de fichajes, con un problema para estructurar la plantilla, sin poder generar los ingresos de antes y todo con el caso Messi de fondo hacen que esta sea, con total seguridad, la etapa reciente más oscura de la entidad catalana. Los problemas no paran de aparecer para un Barça que realmente está muy tocado y en el que la niebla no lo deja ver un futuro más prometedor.

Messi se despide del club de su vida

El Barcelona anunció de forma oficial que no contratará a Messi

De forma oficial y casi sin anestesia llegó la peor noticia de todas y el problema más grande que deberá afrontar el Barcelona: la salida de Lionel Messi del club. Desde el pasado 30 de junio que el crack argentino ya no formaba parte del equipo catalán; pero tanto desde el entorno del jugador como en el club se hablaba de que no habría problemas para que este firmara su nuevo contrato. La llegada de Laporta a la presidencia hizo que las negociaciones comenzaran y hace poco se habló de que el acuerdo era total y que Messi estaría cinco años más en el Barça; no obstante, todo se torció de forma increíble y todos los problemas anteriores combinados han ocasionado que la continuidad del rosarino sea imposible.

Aunque el mismo Messi aceptó rebajarse el sueldo a la mitad; el hecho de que no se produjeran salidas que aligeraran la masa salarial, ni que otros compañeros con altos salarios aceptaran rebajarse el sueldo hacen muy complicado que se cumpla con el límite salarial impuesto por LaLiga Santander. Frente a eso, el Barcelona anuncio precisamente que por razones «económicas y estructurales» no podía firmar a Messi, pues de hacerlo daba lo mismo debido a que no jugaría al no poder inscribirlo en el torneo español. Sin Messi, sin renovar la plantilla y con un montón de problemas económicos, el Barça queda sumido en una crisis deportiva e institucional como no se recuerda antes y de la que definitivamente tardará muchos años en salir.