Quantcast

Arroz a la cubana: el ingrediente del que puedes prescindir y sale igual de bueno

El arroz a la cubana es todo un acierto a la hora de hacer un plato de preparación rápida y que sirva como comida principal o cena sin mucha decoración o invento. Tan sencillo como arroz, plátanos y huevos, este plato encanta a todos y de solo verlo ya provoca comerlo.

Las yemas del huevo frito se mezclan con el arroz creando una mezcla divina de sabores que es coronado por el plátano frito, el cual otorga un sabor dulzón y rico que termina de hacer vibrar el paladar.

Si tienes niños pequeños y son remolones a la hora de comer, sírveles un plato de arroz a la cubana y no te dejarán ni un grano de arroz. Los niños aman este plato, así que si son reacios a comer como se debe, con este plato comerán sin pensarlo mucho, carbohidratos simples, proteínas y una buena dosis de potasio.

En Latinoamérica se prepara tradicionalmente este plato friendo plátanos machos dulces; así, que a la hora de elegir el plátano, te recomiendo este tipo en particular, el cual destacará por su sabor y por hacer más fácil su cocción frita sin deshacerse.

Arroz a la cubana, el plato que no es cubano

Arroz a la cubana: el ingrediente del que puedes prescindir y sale igual de bueno

Muchos son  los platos que llevan nombres de ciudades o países, sin que estos hayan sido realmente creados allí. Tal es el caso del arroz a la cubana, el cual no fue creado en Cuba; y que además deja a los cubanos pensando un rato cuando les es nombrado. 

Si bien en la isla caribeña se consume una buena cantidad de arroz, este generalmente es acompañado de frijoles negros o de algunas legumbres. Para los cubanos un plato de arroz bautizado con el nombre de a la cubana, sencillamente no existe.

Es posible que en la isla como en otras regiones del mundo se haya preparado alguna vez esta combinación del cereal con esta proteína, sin embargo bajo el nombre de arroz a la cubana no lo conocen en Cuba.

Si se consigue en libros culinarios de cocina del caribe algunas referencias del arroz a la criolla, el cual se preparaba con arroz, huevos, guiso y plátanos fritos. Seguramente de allí surgió la creación de este plato y sobre todo el nombre que lo presenta como propio de la isla caribeña.

El ir y venir de los barcos desde España hasta el Caribe, termino con muchos ciudadanos sumergidos en las añoranzas de los platos que degustaban en esas tierras; y de esa forma bajo una reinterpretación de los platos tradicionales de Cuba, comenzó a conocerse esta combinación de sabores como “arroz a la cubana”

Lo cierto de este rico plato, es que sin lugar a dudas reúne con ingredientes sencillos y muy económicos lo más emblemático del encuentro de culturas y el mestizaje gastronómico que nació para quedarse. Ese mestizaje que logra que ingredientes de otras tierras calen en lo más arraigado de las tradiciones de cada país.

El arroz a la cubana, los ingredientes imprescindibles del plato y cuál no es del todo necesario para que esté igual de bueno

huevo

Tradicionalmente, el plato de arroz a la cubana se prepara con tres ingredientes básicos: arroz, huevos y plátanos, que si bien pueden ser canarios; tal como te comentaba, quedan más sabrosones si se hacen los plátanos machos maduros.

En España por lo general se sustituyen algunos ingredientes o se añaden otros; por ejemplo hay quienes reemplazan los plátanos fritos por salchichas o chistorras y quienes le añaden una salsa de tomates fritos para coronar el arroz. Si bien estos cambios quedan muy bien y aumentan el sabor del plato, lo más tradicional es simplemente utilizar los 3 ingredientes mencionados.

En un plato de arroz a la cubana en el que se prescinda de la salsa de tomates fritos, igual se puede disfrutar de una comida completa sumamente deliciosa; especialmente si los huevos se fríen dejándolos con la yema aguadita, lo que permitirá que estos inunden divinamente el arroz llenándolo de sabor y cremosidad.

Prescindir del plátano frito, dejará también un rico plato con solo el arroz y los huevos fritos, disminuyendo así los ingredientes imprescindibles a solo dos. Los que conformarían sin mucho problema el más tradicional plato. 

Arroz a la cubana, un plato sumamente sencillo y muy rico

Arroz a la cubana: el ingrediente del que puedes prescindir y sale igual de bueno

El arroz a la cubana es extremadamente sencillo de preparar y para cualquiera que no tenga experiencia en la cocina, resulta ser un platillo de principiante cero errores. Debes comenzar por la preparación de un tradicional arroz blanco, el cual puedes preparar de manera tradicional o en microondas.

Para hacerlo de forma tradicional, lleva al fuego una cazuela y vierte en ella un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente, añade el arroz y sofríelo un poco. Vierte el doble de agua que de arroz y cuando comience a hervir espolvorea sal al gusto. Baja el fuego y déjalo cocer por 15 minutos, verifica la cocción y el nivel de sal, apágalo y deja reposar por 5 minutos.

También puedes preparar muy rápidamente un arroz blanco en microondas que quedará bien suelto.

Armado del plato

armado

Cuando tengas el arroz blanco listo, solo queda muy poco tiempo para terminar el plato. Pela los plátanos y córtalos como prefieras, a la mitad, en rodajas o en “tajadas” llévalos a freír hasta que estén doraditos y resérvalos. Puedes escoger freírlos en mantequilla o en aceite de oliva, como prefieras.

En la misma sartén, fríe dos huevos; lo más recomendable y de resultado más rico, es dejar los huevos con la yema bien aguada, de manera tal que esta inunde el arroz con su cremosidad y sabor.

Tal como te había comentado, la salsa de tomates fritos no es imprescindible en este plato; sin embargo si lo deseas, puedes coronar con ella y hacer el plato más vistoso, colorido y atractivo.