Quantcast

Sony A7C: lo mejor y peor de la nueva cámara de formato completo compacto

Las cámaras profesionales que lanzan las compañías al mercado generalmente suelen gustar mucho. Pero algunas veces ocurre que pueden parecer mejores de lo que son a la hora de probarlas. Y esto es lo que ha pasado con la Sony A7C, con la presentación reciente, pero que probamos hace muy poco tiempo. 

En principio las especificaciones son ideales: un cuerpo compacto y mucho más económica, junto a una pantalla articulada, enfoque muy rápido y una calidad de imagen realmente potente. 

Sony A7C entra en escena

sony a7c

Sin embargo, parece que algo no cuadra aquí o más bien que hay algo que no es correcto. Y es que no nos referimos a su diseño, que puede gustar más o menos a cada uno, sino que a la hora de hacer una comparación -porque es inevitable- con la A7 III y comprobar que esta es más barata que la hermana mayor lleva a una cantidad de preguntas. 

Y es que después de haber tenido ocasión de haber probado la Panasonic Lumix S5 y a la espera de que llegue la Nikon Z5 ambas, han dejado claro que la tendencia de estos últimos años atrás continúa siendo las cámaras de formato completo que son más compactas y pequeñas y también más económicas