Quantcast

Rollitos de calabacín: cómo prepararlos con solo 3 ingredientes

Cuando de vegetales se trata, el calabacín destaca por su versatilidad y presencia en un gran número de platos. Este vegetal se adapta con gran facilidad a cualquier preparación y gracias a su sabor tiene la capacidad de mezclarse y enriquecerse con lo que sea.

Por lo general estamos familiarizados con las cremas de calabacín y los guisos de verduras en los que se encuentra presente entre otros ingredientes; sin embargo con este fresco vegetal, es posible hacer en tan solo cuestión de minutos un plato completo para una cena e incluso un desayuno saludable utilizando apenas 3 ingredientes.

Incluir el calabacín en la dieta de manera diaria es muy fácil, tal como te comentaba es sumamente versátil y se puede adaptar a gran cantidad de recetas. Ten siempre calabacines en casa y podrás salir de un apuro en cuestión de minutos.

El calabacín en Europa

calabacín

Aun cuando el calabacín llegó a Europa al finalizar la II Guerra Mundial, en la actualidad es uno de los vegetales favoritos de los españoles. Su cultivo ha sido tan sencillo que en muy corto tiempo logró apoderarse de los gustos gastronómicos de quienes tenían la oportunidad de degustarlo.

Es un infaltable dentro de la dieta mediterránea y acompaña muy bien a los pescados y carnes que se preparan de la manera más tradicional. Si bien, se desconoce con exactitud el lugar exacto de u origen; se sabe que los egipcios y romanos lo consumían con devoción; y que gracias a los árabes llego a las tierras del Mediterráneo donde se adaptó fácilmente a su recetario.

La facilidad de su cultivo hace que el calabacín se encuentre presente en gran cantidad de huertos residenciales; en los que puede llegar a medir hasta 50 cm de largo y tener 12 cm de diámetro. En una planta bien cuidada, en un huerto pueden llegar a producirse hasta 15 kilos de fruto.

De esta rica hortaliza se comen incluso las flores; que grandes, de hermoso color y sumamente deliciosas se sirven en ensaladas, rebozadas, en guisos y cremas.

Beneficios de su consumo

calabacín

Tal como sucede con otros vegetales, el aporte de grasa del calabacín es muy escaso; por esta razón es muy recomendado para todo tipo de dieta, especialmente para aquellas para bajar de peso. Así mismo; gracias a que es fácilmente digerible, puede ser disfrutado por personas de todas las edades, quienes pueden disfrutar de sus grandes beneficios sin ningún límite.

Gracias a su significativo aporte de fibra, el calabacín contribuye a la salud gastrointestinal; y al contener bajos niveles de sodio y una proporción baja de proteínas y lípidos, es ideal para personas hipertensas y diabéticas. Además, aunque te pueda parecer difícil de creer; este maravilloso vegetal es un antipirético natural, antiespasmódico y diurético que contribuye en tratamiento de afecciones urinarias como las nefritis y la cistitis.

Aprovecha el calabacín en su mejor momento

Rollitos de calabacín: cómo prepararlos con solo 3 ingredientes

Aunque el calabacín es tan noble que se puede consumir a lo largo de todo el año; la época en la que más se disfruta es en la temporada de mayo a septiembre. Los divinos rayos del sol comienzan a calentar y es cuando los calabacines empiezan a estar en su mejor momento. Puedes hacer de hecho una divina y refrescante sopa que rivaliza con el salmorejo.

Como te he comentado lo puedes disfrutar crudo o cocido, y en verano su consumo en frío es altamente hidratante y refrescante. Voy a presentarte dos opciones de rollitos de calabacín que se preparan con tan solo 3 ingredientes, uno cocido y otro en crudo; para que puedas aprovechar al máximo de todos sus beneficios.

Frescos rollitos de calabacín con 3 ingredientes

frios

Estos frescos rollitos de calabacín puedes prepararlos en menos de 5 minutos y disfrutarlos en frío. Resultan refrescantes y muy deliciosos.

Prepararlos es tan sencillo como tomar 2 calabacines medianos y lavarlos muy bien; la piel del calabacín es completamente digerible y no hará falta que la retires. Si tienes una mandolina, utilízala para hacer finas láminas. En caso de no contar con una mandolina, utiliza un cuchillo afilado y corta lonchas lo más delgadas que puedas.

Coloca las láminas de calabacín sobre una superficie y coloca un poco de queso crema y una loncha de jamón serrano bien delgada sobre la lámina. Enrolla muy bien y espolvorea un poco de pimienta. 

Como ves, solamente utilizando calabacín, jamón ibérico y queso crema tienes listos estos deliciosos y frescos rollitos.

Rollitos proteicos de calabacín con solo 3 ingredientes

calientes

Si la opción anterior te pareció deliciosa y fácil, esta te resultará tentadora y muy nutritiva. En estos rollitos uno de sus ingredientes aportará una buena cantidad de proteínas que la hará sumamente completa, así que en caso de un desayuno con mucha proteína tienes esta maravillosa opción.

Para hacer estos ricos rollitos proteicos de calabacín, simplemente toma un calabacín de buen tamaño, lávalo muy bien y rállalo con la piel. En una sartén vierte un pequeño chorro de aceite de oliva virgen extra y añade el calabacín bien escurrido. Espolvorea un poco de sal y cocínalo.

En un bol agrega 4 huevos, incorpórales el calabacín cocido y mezcla bien. Lleva esta mezcla a una sartén caliente y cocina la tortilla por ambas caras. Una vez lista, coloca la tortilla sobre un trozo de papel de horno y cúbrela con lonchas de queso de tu elección (lo importante es que sea un queso que se funda rápido).

Enrolla la tortilla y cierra los dos extremos del papel para que quede en forma de caramelo. Al momento de servir retira el papel y corta rollos del grueso de tu elección y a disfrutar. Puedes servirlo caliente o frío, como prefieras estará sumamente delicioso.
Con tan solo huevos, calabacín y queso, disfrutarás de la más rica y nutritiva cena.