Quantcast

Cientos de personas reclaman en Santiago «más personal y medios» para las residencias de mayores

Cientos de personas se han manifestado este domingo en Santiago de Compostela en favor de las residencias de mayores públicas, para las que han demandado «más personal y más medios» para atender «a los usuarios como merecen, y no como se puede».

La manifestación, que ha salido de la Alameda y ha concluido en la Praza do Obradoiro compostelana, ha sido convocada por diferentes asociaciones, entre ellas el Movemento Galego pola Defensa das Pensións Públicas (Modepen) y la plataforma de Traballadoras de Residencias de Galicia (TreGa), y ha contado con la presencia de algunos representantes políticos como la viceportavoz parlamentaria del BNG, Olalla Rodil; el diputado de Galicia en Común Antón Gómez-Reino; y el portavoz nacional de Anova, Antón Sánchez, entre otros.

Los manifestantes han recorrido las calles de la capital gallega exigiendo «más personal y más medios» para los centros residenciales de mayores al grito de, entre otras consignas, ‘servicio privatizado, servicio robado’, ‘políticos, traidores, despreciáis a los mayores’ o ‘los mayores son personas, no mercancía’.

El portavoz de Modepen, Gonzalo Balo, ha criticado que «tras la pandemia, no se ha hecho nada por corregir unos problemas que se vienen denunciando desde hace dos años, y agravados por la covid-19». «El personal es escaso y está mal pagado, lo que repercute en la atención a los pacientes, deficitaria», ha lamentado Balo, que ha señalado que «ser la Comunidad Autónoma con menos muertos en residencias, no es consuelo», ya que «no se trata de una competición».

«Lo que tiene que hacer Feijóo es reconocer la precariedad que hay, la falta de atención y de cuidados, y analizar por qué se dieron esas muertes. Muchas eran evitables», ha señalado Balo, al tiempo que ha apuntado «que habrá que ver por qué hubo más fallecimientos en las privadas que en las públicas» y ha criticado el «ocultismo» de la Xunta respecto a los datos.

La portavoz de la las Trabajadoras de Residencias de Galicia, Sonia Jalda, ha coincidido con Balo y ha señalado que «la mala praxis viene dada por las malas condiciones laborales». «Nos encontramos turnos descubiertos por cinco personas que no están en cartelera, lo que implica que las trabajadoras trabajan más y la atención empeora», ha apuntado Jalda.

SERVICIOS «100% PÚBLICOS»

«El beneficio económico a veces no es compatible con la atención al usuario», ha censurado el portavoz de la plataforma por las pensiones. Respecto al déficit de atención, Balo ha recordado que «España está a la cabeza de Europa con residentes que sufren heridas y llagas por no haber cambios posturales, debido a la escasez de personal».

«Apostamos por un servicio 100% público que, aunque conviva con las residencias privadas, garantice las suficientes plazas públicas con atención de calidad para los mayores», ha demandado el vocal de Modepen.

A esta petición se ha sumado también Sonia Jalda, quien ha exigido unos servicios «públicos y de calidad, con ratios iguales para las privadas y las públicas». «Feijóo dice que las ratios son las mismas, pero eso no es cierto. No hay más que ver el número de fallecidos», ha afirmado, para remarcar que los centros privados «no disponen de medios porque prima el rendimiento económico».

«No queremos olvidar el horror vivido por muchos residentes y trabajadores durante este año, ni a las personas obligadas a morir en soledad, sin una mano ni una palabra de cariño», ha reivindicado por su parte la portavoz del Sindicato Labrego Galego, Isabel Vilalba, que ha demandado un «cambio en el modelo de cuidados a la dependencia», puesto que ahora se basa «en el negocio de empresas privadas que reducen costes y flexibilizan los beneficios y que, en gran medida, son los responsables de la tragedia».

«La privatización de los servicios maltrata y mata, a las trabajadoras y a las personas dependientes», ha afirmado Vilalba. «Un trato que no merecen las personas que nos dieron la vida, y en general, todo lo que tenemos como sociedad», ha lamentado la portavoz respecto a las críticas sobre la atención ofrecida a los residentes.

Vilalba se ha referido también a las trabajadoras agrarias. «Una trabajadora con más de 40 años cotizados en el Sistema Agrario de la Seguridad Social, no llega a tener cubierto el 50% del coste medio de una plaza en una residencia», ha destacado la portavoz.

PRESENCIA POLÍTICA

El diputado de Galicia en Común en el Congreso Antón Gómez-Reino ha calificado de «fundamental» la movilización, «especialmente en un país como Galicia, tan golpeado por privatizaciones y por la austeridad».

«El día a día de nuestros mayores no puede ser fuente de negocio», ha apuntado Gómez-Reino, que ha subrayado la necesidad de «desprivatizar» el servicio y ha remarcado que «todo lo que se hace desde el Gobierno del Estado va en el sentido de reforzar el sistema público».

Olalla Rodil, del BNG, ha lamentado que las residencias, sus pacientes y trabajados hayan sufrido «la cara más amarga de la pandemia» y ha exigido «una red de servicios pública y fuerte» que permita «garantizar un derecho fundamental como es una vejez digna».

Por su parte, Antón Sánchez, líder de Anova, ha señalado que la pandemia de covid-19 «demostró lo que hace años los colectivos vienen denunciando: Que en Galicia no se apuesta por los servicios públicos», una situación en la que es «cómplice», según ha apuntado, el PPdeG. Sánchez tambíén ha demandado una gestión de las residencias «pública y directa», con políticas «centradas en las personas, y no en los fondos buitre».