Quantcast

Trucos para calentar el pulpo cocido y que no se ponga duro

Comer un plato que contenga pulpo en su preparación es todo un placer para el paladar; sin embargo este molusco cuenta con una característica que lo hace delicado al momento de disfrutarlo, y es que si se cocina de manera equivocada resulta muy duro, lo mismo sucede al momento de calentarlo cuando ya ha sido cocido, el más mínimo error al momento de calentarlo lo vuelve un desastre.

Existen diferentes técnicas para calentar el pulpo cocido y que no quede duro, acompáñame a revisar algunos tips importantes para que disfrutes de este manjar marino con la textura perfecta.

¿Cómo calentar el pulpo para que quede perfecto?

Existen diversas formas de calentar el pulpo, pero no siempre resulta perfecto, generalmente o queda duro o tristemente chicloso. Voy a compartir contigo cuáles son las formas perfectas de hacerlo y los tips que debes tener en cuenta en cada uno de los casos.

Calentar el pulpo en microondas, la mejor opción

Trucos para calentar el pulpo cocido y que no se ponga duro

Sin duda alguna el mejor método para calentar el pulpo y que quede realmente perfecto es utilizar el microondas, esto porque de esta forma el pulpo no se sobre cocina y tampoco pierde nada de su sabor.

Ahora bien, es importante saber como hacerlo si quieres obtener un resultado óptimo:

  • Corta el molusco en trozos parejos y extiéndelos sobre un plato para microondas.
  • Tapa los cortes con una tapa para microondas o un plato invertido que sea del mismo tamaño del plato en el que los serviste.
  • Llévalo a calentar a potencia muy baja entre 300 y 350 watts, nunca una potencia mayor.

Los riesgos de calentar el pulpo a potencias muy altas en el microondas es que este resulte chicloso, igualmente uno de los efectos más comunes será que algunos trozos de pulpo estallen. 

Es importante que se encuentre bien tapado, porque de lo contrario terminará deshidratado, seco y con apariencia arrugada.

Calentar el pulpo en microondas lleva simples reglas para tener resultados positivos y definitivamente calentarlo con tapa es más que necesario; ya que, de esta forma se conserva su sabor y textura.

En la sartén

Trucos para calentar el pulpo cocido y que no se ponga duro

Se trata de calentar el pulpo, no de cocerlo nuevamente; así que de elegir esta opción para darle temperatura debes verificar muy bien el no excederte.

  • Si vas a servirlo troceado, es recomendable hacer los cortes antes de calentarlo. Cortar el pulpo una vez esté caliente puede resultar en que el mismo pierda la piel y no resultará en un acabado prolijo y atractivo.
  • Añade un poco de aceite a una sartén y lleva a fuego medio, añade el pulpo y calienta por un par de minutos por cada lado.

A baño maría

pulpo

Para calentar el pulpo a baño maría, simplemente lleva una olla grande con agua al fuego, una vez el agua comience a hervir añade el pulpo y permite que se caliente por un espacio de cinco minutos.

Calentar el pulpo a la barbacoa, una opción llena de sabor

Trucos para calentar el pulpo cocido y que no se ponga duro

Cuando se lleva a calentar a la barbacoa, tendrás como resultado un sabor diferente y agradable gracias al poco tiempo que permanecerá en las brasas. Un punto importante es recordar que no se trata de cocinar el pulpo, se trata solo de calentarlo.

  • En la barbacoa bien caliente coloca el pulpo untado en aceite de oliva.
  • Calienta durante tres minutos por cada lado y listo.
  • Corta en trozos y a comer.

Estas formas de calentar el pulpo son las más utilizadas; aun así, el microondas continúa siendo la opción más recomendada. Existen algunas opiniones encontradas con relación a calentarlo en microondas, generalmente giran en torno al tiempo y la potencia.

Mientras que el consejo más popular es calentarlo a potencia mínima, hay quienes aseguran que por el contrario, lo mejor es calentarlo a potencia máxima de 800 watts por tan solo dos minutos.

El resultado final dependerá no solo de la potencia empleada, sino también de la cantidad de pulpo que se esté calentando.

Forma correcta de guardar el pulpo

pulpo frio

Si bien la forma de calentar el pulpo es determinante para disfrutarlo al máximo, la forma de guardarlo es vital para que cuando vayas a disfrutarlo este perfecto. Lo más recomendable siempre será comer el pulpo recién hecho; aun así es posible que desees guardar un poco para comerlo en otro momento.

Al momento de guardarlo puedes optar por guardarlo en la nevera o en el congelador.

Para conservarlo en la nevera bastará con colocarlo en un plato y cubrirlo muy bien con papel film, estará en buen estado por un lapso de dos y tres días. Si deseas conservarlo por un tiempo mayor es mejor hacerlo en el congelador.

En caso de congelarlo deberás guardarlo en un tuper perfectamente cerrado y en un envase aparte guardar el caldo resultante de su cocción. 

Un pulpo bien conservado, al momento de calentarlo no quedará exactamente como el día en que se preparó, sin embargo quedará realmente bueno.

Consejos importantes

Consejos
  • Evita congelar y descongelar el pulpo varias veces; este proceso activa la proliferación de bacterias y puede ocasionar problemas de salud.
  • Antes de llevarlo a la nevera o al congelador, es importante dejarlo enfriar completamente a temperatura ambiente.
  • El pulpo congelado puede conservarse hasta por dos meses, siempre y cuando no se interrumpa el proceso de congelación durante ese tiempo.
  • Bien sea al momento de prepararlo o al momento de calentarlo, recuerda la importancia de mantener tus manos y utensilios completamente limpios.