Quantcast

Cómo funciona un lavavajillas

El lavavajillas es ese electrodomésticos que todos necesitamos en casa. Más allá de que se hace cargo de hacer limpieza profunda a todos los platos, vasos, cubiertos y cristalerías de forma impecable. También es un aliado que disminuye quehaceres.

Probablemente estas pensando comprar uno pero no sabes cómo funciona o cómo instalarlo, de cualquier manera este electrodoméstico es bastante útil. Sencillo de instalar y fácil de usar. Su funcionamiento no es complejo y no supone un gran esfuerzo.

Lea TAMBIÉN: CÓMO TRATAR EL SÍNDROME DEL OJO SECO

Lo que tenemos claro es que un lavavajillas es un aparato que no puede faltar en la cocina. De hecho se ha convertido en un equipo electrodoméstico más buscado y es que además de lo práctico es un equipo eficiente.

El lavavajillas fue creado en el siglo XIX y llegó para aligerar los quehaceres en la cocina. Aunque la primera patente corresponde a Joel Houghton, se dice que la invención del lavavajillas moderno se le atribuye a Josephine Cochrane, una millonaria nieta del inventor del barco de vapor.

Se dice que la idea surgió de Crochane, quien disponía de sirvientes para lavar sus platos, pero ingenio el aparato para que no fuesen a estropearse la vajilla de porcelana china.

¿Cuáles son los tipos de lavavajillas?

¿Cuáles son los tipos de lavavajillas?

Ahora bien, si pensabas que el lavavajillas solo era un electrodoméstico y ya, debes saber que cuenta con varios tipos. Es decir que se diferencian entre sí.

Debes saber que existen tres tipos fundamentales de lavavajillas:

  • Lavavajillas integrados. El electrodoméstico queda totalmente integrado con el resto del mobiliario de la cocina.
  • Parcialmente integrados. Quedan con el panel de control original a la vista.
  • Lavavajillas de libre instalación. Se pueden instalar en cualquier parte de la casa, aunque siempre junto a una toma de agua.

¿Cuáles son los componentes de un lavavajillas?

¿Cuáles son los componentes de un lavavajillas?

Ahora bien, luego de conocer los tipos de lavavajillas existentes, es tiempo de conocer cuáles son los componentes importantes del equipo y cómo es su funcionamiento.

Calentador eléctrico. Este se compone por piezas de metal que transforman la electricidad en calor además de calentar el agua a la temperatura correcta. Sin embargo, como estas piezas están en contacto directo con el agua tienden a acumular cal con el paso del tiempo.

Por esta razón existe mantenimiento del equipo de manera que la vida útil y su buen funcionamiento perdure.

Bomba. Este es un motor que fuerza el agua durante el proceso de limpieza, o que la escurre en el momento de drenaje. El ordenador del lavavajillas abre y cierra las válvulas en el instante correcto asegurándose de que el agua vaya en la dirección adecuada.

Brazo rociador. Gracias a la bomba y su fuerza, la presión provoca que los brazos rociadores empiecen a girar dentro de un proceso que hace que los vasos queden limpios. La comida, la grasa y cualquier tipo de suciedad pueden bloquear el brazo con el tiempo. Así que por esta razón también se requiere mantenimiento del equipo.

¿Cómo es el proceso de funcionamiento del electrodoméstico?

¿Cómo es el proceso de funcionamiento del electrodoméstico?

Tal como hemos mencionado, el funcionamiento del lavavajillas es sumamente sencillo. Así que no hay complicaciones al momento de usarlo.

Sin embargo, a continuación te dejo el proceso de funcionamiento para que tengas en cuenta al momento de usar uno.

El primer paso es añadir el agua en la zona donde se te indica. Cada lavavajillas trae una especie de cuenta en la parte inferior.

Posteriormente, calentado de agua. Esto Añadir agua. No se trata de llenar el lavavajillas, más bien un cuenco poco profundo en la parte inferior.

Calentar el agua. Esto se hace con un elemento térmico dentro del cuenco que mencionamos , que a su vez suele estar debajo de los brazos del lavavajillas.

Luego sigue añadir el detergente. Recuerda que el lavavajillas tiende a utilizar un tipo de detergente, así que no se usa cualquiera para lavar trastes. El detergente se añade automáticamente en el momento más adecuado del lavado, a través del ordenador o temporizador del lavavajillas. 

Sigue el lavado de platos. El agua caliente y el detergente se bombean en los brazos del lavavajillas, donde la presión provoca que giren y expulsen el agua con la suficiente fuerza para que los platos se lavan correctamente.

Se debe vaciar el agua que tiene residuos

Luego viene el enjuagado de platos. Esto se hace añadiendo agua limpia. Luego se calienta el agua limpia como antes, pero esta vez sin detergente. Esta agua es bombeada para comprobar que no han quedado residuos o detergente en los platos. 

Por último el vaciado de agua y listo. Trastes limpios es cuestión de minutos. Hay quienes dejan los implementos de cocina ahí o algunos esperan a que se haya culminado la limpieza de manera que solo quede secar y guardar.

Como dato extra para mantener todo limpio dentro del equipo es añadir al cajetín del detergente una mezcla de vinagre y ácido cítrico en polvo. Servirá para eliminar los restos de cal y acabar con la grasa del interior del lavavajillas. Esto puede hacerse cada semana.