Quantcast

Manzanilla: los motivos por los que tienes que beberla a diario

En algún momento de tu vida has recurrido a tomar una infusión o té de manzanilla, bien sea por un día de lluvia o un estado de ánimo muy susceptible, y quieres recuperarte, recurriendo a esta planta pero muchos se ha hablado de los beneficios que tiene para la salud, ¿sin embargo los conoces? Es probable que quieras conocer qué es lo que pasa cuando tomas demasiadas infusiones.

Si te encanta él té de manzanilla te daremos más razones para que consumas tu bebida favorita y le des otro uso, como tratar un orzuelo.

¿Cuáles son los beneficios de la manzanilla?

¿Cuáles son los beneficios de la manzanilla?

La manzanilla se consume en forma de té y estos serían algunos de sus beneficios:

  • Es anti-inflamatorio: las flores de la manzanilla contiene aceites volátiles como el alfa-bisabolol y otros flavonoides con propiedades anti-inflamatorias.
  • Alivia el resfriado: científicamente comprobado que inhalar el vapor con extracto de manzanilla, ayuda a combatir los síntomas del resfriado común así como beberlo te brinda calor, también ayuda a tu sistema respiratorio.
  • Calma la ansiedad: Un estudio realizado en animales, informado por la University of Maryland Medical Center (UMMC) asegura que las dosis bajas de manzanilla pueden aliviar la ansiedad, mientras que cantidades más altas ayudan a dormir.
  • Ayuda a los problemas digestivos: la manzanilla tradicionalmente se usa para combatir dolores de estómago, síndrome de colon irritable, diarrea y gases, afirman los datos de dicha Universidad, así como relaja las contracciones musculares, más que todo en los intestinos.
  • Relajante: Un estudio de la UK’s University of Nottingham Medical School, indica que la manzanilla relaja en mucha proporción los vasos sanguíneos y las fibras musculares lisas todo debido a su contenido de apigenina, luteolina y bisabolol.
  • Auxiliar de la diabetes: incluir el té de manzanilla diariamente puede ayudar en la prevención de alguna complicación diabética, incluyendo la pérdida de la visión, el daño nervioso y en los riñones, así lo explica un estudio publicado por American Chemical Society.