Quantcast

El sector cultural catalán perdió un 24% de ingresos en 2020

Un informe técnico del Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (CoNCA), la Conselleria de Cultura de la Generalitat y el Institut Català de les Empreses Culturales (Icec) ha fijado en un 24% las pérdidas de ingresos del sector cultural catalán durante 2020 por el impacto del coronavirus, que ha pasado de facturar 4.475 millones de euros en 2019 a 3.387 millones el pasado año.

En un comunicado este jueves, el CoNCA ha señalado que estas pérdidas tienen intensidades muy diferentes en los dominio culturales, siendo las artes escénicas y musicales y la exhibición cinematográfica los sectores más perjudicados con un 70% de pérdidas.

Las artes escénicas y musicales han registrado unas pérdidas del 72% y la exhibición cinematográfica un 73%, mientras que el sector de patrimonio y museos ha sufrido pérdidas del 35%, la edición y el comercio de libros un 14%; el audiovisual y multimedia un 15% y las actividades de diseño especializado, fotografía, creación artística y literaria, un 12%.

Los sectores que requieren la presencialidad han sido los más castigados, lideradas por las artes escénicas y musicales: las artes escénicas han tenido unas pérdidas del 58% y la música en vivo del 87%, en un dominio que tiene un peso del 7% en la facturación global del sector cultural en Catalunya.

Ante la falta de datos de los ingresos de todos los museos, el patrimonio cultural, los archivos y las bibliotecas, se ha asumido que el decremento será proporcional a la pérdida de visitantes, que ha sido del 77% respecto a 2019, y con ese dato se estima que las actividades en museos y gestión de lugares y edificios históricos ha tenido unas pérdidas del 35% de los ingresos.

El dominio del audiovisual y multimedia, uno de los que engloba más subsectores y supone un 41% del peso cultural, aboca una cifras “complejas”, según el estudio, ya que la exhibición cinematográfico ha tenido unas pérdidas del 73% y el comercio al detalle de música y vídeo grabada de un 41%.

Sin embargo, la edición de videojuegos y la actividad de grabación de sonido y edición musical han tenido incrementos en los ingresos del 11% y 12%, respectivamente.

Las actividades de diseño, fotografía y creación artística literaria también contemplan un descenso del 12%, mientras que el sector del libro pierde un 14% –el comercio al detalle baja un 23% y la edición de libros un 12%–.

FORMATOS DIGITALES

El informe constata que durante el confinamiento la cultura ha reconvertido los formatos en vivo en formatos digitales, y consultados algunos de estos acontecimientos, ferias y festivales, concluye que la reconversión al digital “no compensa por ahora la inversión económica necesaria”

Ha señalado que la disminución de ingresos y la pérdida de patrocinios que implica hacer esta conversión se justifica únicamente por el mantenimiento de la actividad y el posicionamiento de marca, y los gestores culturales consultados pronostican un futuro híbrido con más opciones y canales en el que el digital sea “un complemento y no un sustituto” de la oferta física.