Quantcast
miércoles, 5 octubre 2022 23:55

Por qué el Atlético de Madrid se ha hundido a las puertas de ganar LaLiga

-

El camino de esta Liga Santander 2020-2021 está llegando a su fin, pero una batalla épica entre Atlético de Madrid, Real Madrid, FC Barcelona y Sevilla se desarrolla para ver quien se llevará el título de forma definitiva. Sin embargo, el que parecía tener la ventaja inicial, el que arrasó a todos en la primera vuelta y el que llegó a tener una ventaja increíble de más de 10 puntos sobre el segundo lugar, y con dos partidos menos; ahora es el que luce como el más endeble de todos y ese no es otro que el conjunto rojiblanco que dirige Diego Simeone.

Tras una primera vuelta de ensueño, muchos asumieron que la Liga ya estaba acabado al ver el poder de un Atlético de Madrid imbatible y la distancia que tenía de sus perseguidores. Sin embargo, desde hace un tiempo las cosas dieron un vuelco total y el equipo colchonero cayó en un espiral de desgracias que no solo le han hecho ceder su ventaja; además de eso luce muy disminuido ante sus rivales que luchan por el trofeo. Obviamente el Atlético aún tiene opciones de ganar, pero acumula tantos factores negativos para pensar lo contrario y todo debido a este hundimiento que han protagonizado los últimos meses. Las causas pueden ser variadas y unos pueden ver algunas más importantes que otras; no obstante, todas ellas han contribuido a un momento muy delicado del que les será muy difícil escapar.

Ese bajón que afectó a varios en la plantilla

Atlético de Madrid
La irregularidad de Joao Félix desespera a todos los fanáticos

Claro que mantenerse siempre a tope es completamente imposible; más aún al ver el rendimiento tan abrumador que ofreció el Atlético de Madrid en la primera vuelta, una en la que puso a todo el fútbol español a sus pies y no había dudas de que ellos ganarían el título. Incluso por la ventaja tan amplia que tenían se pensó que el resto ya no tendría nada que hacer, pero todo se torció con un bajón de nivel que nadie hubiera imaginado. El rendimiento de un jugador puede disminuir, pues no son máquinas para aguantar todo; el problema está en que lo hicieron varios jugadores importantes, casi que al mismo tiempo y muchos de ellos no se han recuperado.

Hombres en defensa como Giménez y Hermoso que ya no ofrecen la seguridad de antaño; lo de Joao Félix nunca se podrá explicar, pues su talento se equipara con su habilidad para desaparecer y como ya se ha visto, lo segundo lo hace muy seguido; Luis Suárez es el goleador del equipo, pero un en un tramo dejó de anotar y sus compañeros no supieron suplir su falta de gol; suplentes como Saúl Ñíguez o Renan Lodi ya no dan la talla cuando juegan y otros se han mostrado muy intermitentes. Solo Marcos Llorente, que no ha parado de crecer; Carrasco, que ha sido una mina de oro para Simeone; y Oblak, se han mantenido firmes, pero con tan pocos no le alcanza al Atlético de Madrid.