Quantcast

Igual que un chef: Cómo hacer las patatas bravas de escándalo de Jordi Cruz

Seguro que has escuchado comentarios sobre las patatas bravas de Jordi Cruz y la mayoría son positivos. Posiblemente, hayas tenido la oportunidad de degustar este maravilloso plato en uno de sus restaurantes –el Ten’s– , que es uno de los negocios que ha puesto en marcha por si Masterchef acaba pinchando, y así, comprobar que, sin duda, se encuentran entre las mejores de toda Barcelona.

Vale la pena mencionar que esta preparación exige un poco de esfuerzo, tiempo y dedicación, debido a que se trata de una receta, nada más y nada menos, perteneciente a uno de los mejores chef españoles del momento, quien se queda fuera de los siguientes programas de Masterchef, pero no es imposible y por eso nos hemos atrevido a realizarla ¡Lo mejor es que obtuvimos excelentes resultados!

Pasos para la preparación de las patatas

patatas bravas

Paso 1. Procedemos a lavar las patatas, para luego pelarlas y cortarlas. Para realizar esto últimos primero la cortaremos por la mitad a lo largo. A continuación cada una de esas mitades la cortaremos en 3 gajos. Los dejamos que reposen durante 15 minutos en agua fría.

Paso 2. Cumplido el tiempo, secaremos los gajos del exceso de humedad ayudándonos de un papel de cocina. Al finalizar, los colocaremos una a uno en una bandeja de horno cubierta con aceite de oliva. Debemos tener cuidado de no amontonarlos para que no se peguen entre ellos, y de cubrirlos por completo de aceite.

Paso 3. Llevamos los gajos al horno previamente precalentado a una temperatura de 120º, para que se confiten durante 45 minutos aproximadamente. Presta atención ya que el tiempo de cocción puede variar según cada horno. Puedes ayudarte de un palillo para comprobar el estado de cocción, una vez veas que está tierna será el momento perfecto para retirar la bandeja del horno.

Paso 4. Las retiramos del aceite y dejamos que se escurran en un colador. En el mismo aceite que las confitamos, podremos freírlas por lo que lo echaremos en una sartén y cuando esté bien caliente agregamos los gajos hasta que se tornen del dorado que más nos guste. Este paso dura entre 2 a 5 minutos aproximadamente. Una vez agarren la coloración de nuestra preferencia las sacamos y dejamos sobre papel de cocina hasta que se sequen. Rociamos con sal al gusto.

Para servir estas ricas patatas bravas al mejor estilo de Jordi Cruz podemos realizar una especie de flor con cada uno de los gajos, ayudándonos de un platillo algo hondo que ajuste perfecto al tamaño de la ración. Añadimos dos cucharadas de la salsa y una encima de la mayonesa. Salpimentamos al gusto y listo.

 ¡Perfecto, es hora de degustar tus propias patatas bravas inspiradas en el chef Jordi Cruz!