Quantcast

Valencia prevé administrar más de 185.000 dosis en la semana de la vacunación masiva

La Comunidad Valenciana iniciará el próximo lunes una «nueva etapa» en el proceso de vacunación contra la Covid-19 con la puesta en funcionamiento de los cuatro grandes centros de vacunación en la Ciutat de les Arts, L’Auditori de Castelló, la Ciutat de la Llum en Alicante e IFA en Elche. Durante esta próxima semana está previsto que se administren más de 185.000 dosis.

Además, junto a estos espacios, se vacunará en 18 otros puntos también habilitados específicamente para ello, a los que se añaden 48 puntos adicionales de proximidad para «acercar los lugares de inmunización a toda la población».

Así lo ha anunciado este sábado el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, en la visita al punto de vacunación masiva de València, quien ha precisado que estos puntos corresponden a 48 zonas básicas de salud, con sus correspondientes centros de salud y a los que se suman los consultorios auxiliares dependientes, lo que «permite evitar desplazamientos».

Los 22 puntos específicos, que contaran con más de 1.000 profesionales, pueden administrar más de 4.000 dosis cada hora, una estructura que «permitirá inocular medio millón de dosis a la semana».

Puig ha afirmado que, con toda esta estructura, la Comunidad Valenciana está «preparada» para inocular cerca de medio millón de dosis cada semana, pero ha lamentado que, a día de hoy, «no tenemos esa capacidad» por la «falta de suministro» de vacunas, aunque el ‘president’ espera que se «agilice» la distribución.

El jefe del Consell ha asegurado que los 70 puntos de vacunación, más los consultorios auxiliares dependientes de las 48 zonas básicas de salud, serán «de momento» suficientes. No obstante, se pueden incrementar hasta 161 «por si finalmente se produjera un aumento en la distribución».

ADMINISTRACIÓN DE DOSIS

Sobre la administración de vacunas, Puig ha destacado que en las últimas tres semanas se ha duplicado el número de dosis inoculadas, al pasar de 640.000 dosis a 1,2 millones. «Nos gustaría ir más rápido, pero el ritmo depende de la llegada de las vacunas», ha manifestado.

En este sentido, ha avanzado que la próxima semana está previsto administrar más de 185.000 dosis. La gran mayoría (68.000) son primeras dosis para personas de 70 a 79 años, un segmento de edad que también recibirá 55.000 segundas dosis. Otras 16.000 vacunas se destinarán a segundas dosis de mayores de 80 años y grandes dependientes y 40.000 al grupo de entre 60 y 65 años.

«Cada día que pasa vamos un paso más allá. Con la prevención, las restricciones y la vacunación, llegaremos a junio con la inmensa mayoría de las personas de más de 60 vacunadas y se podrán cumplir los objetivos marcados para el verano», ha pronunciado.

Preguntado por el suministro de dosis, el ‘president’ ha afirmado que esta cantidad «evolucionará cada semana»: «No puede haber un ‘hate parade’ (desfile de odio) si cada semana aumentan o diminuyen, esto va a ser así hasta que las farmacéuticas no estabilicen totalmente el suministro». «Se sigue una tónica de cierta habitualidad pero por debajo de lo que es necesario», ha insistido.

Por ello, el jefe del Consell ha asegurado que se tendrá que «jugar con esta situación» aunque ha remarcado que «hay garantías» en los centros de vacunación masiva». «Se cerraran si no hay dosis y se ampliarán si aumentan», ha argumentado.

Finalmente, ha defendido la «máxima flexibilidad» sobre este asunto porque «dependemos del suministro» y «hemos de adaptarnos». «Esperamos la próxima semana una decisión efectiva sobre Janssen y AstraZeneca. La planificación se va a ir actualizando en función del suministro y los grupos de edad de cada vacuna», ha aseverado.