Quantcast

Froilán, Felipe VI, Juan Carlos… Escándalos y torpezas de la Casa Real

Las personas famosas siempre se mantienen en el ojo del huracán. Bien sea que hablemos de políticos, celebridades, atletas o de la Corona Española. Y es que cualquier detalle que represente un tropezón puede perjudicar su imagen si todos los ojos están puestos sobre ti, como ha ocurrido con las declaraciones del vicepresidente segundo Iglesias, quien detecta enorme indignación con la Casa Real.

Tal ha sido el caso de la familia real española, quien desde el año 2012 ha venido pasando por diversos traspiés que dan mucho de qué hablar ante los medios de comunicación, convirtiéndose en todo un espectáculo para quienes siguen de cerca la vida de la monarquía en nuestro país y que en el 2020 pasaron las navidades más tristes. Por eso, el día de hoy haremos un recuento por los principales escándalos y torpezas de la Cara Real, los cuales han sido unos más llamativos que otros, pero sin perder el sabor a polémica.

2014: familiares en prisión

2014: familiares en prisión

Llega el año 2014, y en el mes de junio Felipe VI es nombrado el nuevo rey legítimo de España, dejando a un lado su cargo como príncipe de Asturias. De tal manera, pasaba a convertirse en la máxima figura de la monarquía española, lo cual trajo consigo ser la cara y representante de una familia real que venía cargada de polémicas en años anteriores.

Uno de los escándalos más llamativos fue el apresamiento de su cuñado Iñaki Urdangarin, el cual fue recluido en la prisión abulense de Brieva. Urdangarin, quien es el ex Duque de Palma, fue sentenciado a 6 años de privación de libertad, pues fue declarado culpable tras haber realizado actos de prevaricación, fraude, malversación de fondos y tráfico de influencias.

Estos delitos fiscales fueron incluidos dentro del escandaloso juicio basado en el caso Noos, donde su esposa, la Infanta Cristina, terminó siendo absuelta. Sin embargo, a pesar de esa decisión final, no se pudo evitar que el planeta entero viera a la hermana del rey sentada en un juicio y declarando en los tribunales ubicados en Palma de Mallorca.

Mayor distanciamiento familiar

Todo este escándalo terminó por hacer aún más tensa y fría la relación entre el rey Felipe VI y su hermana Cristina, la cual se mantiene muy fría, y es que el monarca terminó despojándola de su título de Duquesa de Palma de Mallorca, el cual poseía desde el año 1997. A pesar de todo, Cristina salió en su defensa días más tarde lanzando un comunicado en el que argumentaba que había sido ella misma la que presentó su renuncia  al título en vez de que ser despojada, un título que le fue otorgado por su padre.

Desde ese momento, la ruptura entre los miembros de la familia real y lo afectada que están sus relaciones interpersonales es más que notoria, llegando a un nivel en el que no lo pueden disimular, como el momento captado en el que las infantas mantenían una mirada llena de tensión hacia su cuñada, la reina Letizia, en el funeral de la Infanta Pilar de Borbón.