Quantcast

Consejos para comprar herramientas eléctricas

Cuando vamos a comprar herramientas eléctricas hay que seguir una serie de pautas para no equivocarnos. Siempre debemos tratar de comprar la herramienta que necesitemos, evitando comprar una demasiado barata o una demasiado cara.

En https://expertoherramientas.com vas a encontrar muchos consejos para la compra de herramientas de todo tipo, de manera que nosotros nos centraremos en las eléctricas, como las taladradoras, destornilladores, sierras de calar, etc.

Debemos tener en cuenta la potencia

Cuando compramos una herramienta eléctrica vemos que hay una enorme disparidad de precios. Esta diferencia de coste se debe a muchos factores, siendo el principal el de la potencia.

En el caso de estas máquinas la potencia se mide en vatios y en revoluciones por minuto, unos datos que hay que tener muy en cuenta para no quedarnos cortos cuando hagamos la compra.

Si vamos a trabajar en grandes superficies, con materiales duros o durante mucho tiempo hay que ir siempre a potencias altas. De lo contrario, la herramienta eléctrica no nos servirá para nada e incluso el motor se puede quemar.

Para usos esporádicos nos vale una herramienta con poca potencia, pero si la vamos a usar a menudo hay que comprar una con un mejor motor.

¿Queremos cable o batería?

Después de la potencia el tipo de alimentación es la decisión más importante. Una herramienta con cable siempre va a dar una mayor potencia y de manera constante, con la limitación de que siempre hay que buscar una fuente de alimentación.

La herramienta a batería nos dará una mayor libertad de movimientos a cambio de una menor potencia, aunque esto está prácticamente superado en las gamas profesionales, y con el problema de que habrá que cargar las baterías, las cuales siempre se agotan en el momento más inoportuno.

Comprar herramientas que usen la misma batería

Si nos decantamos por herramientas eléctricas a batería, una buena idea es comprar aquellas que usen la misma batería.

Esto es algo que ofrecen muchas marcas, que usan la misma batería para muchas de sus gamas, lo que nos permite poder intercambiarlas, comprar repuestos que nos sirven para todas nuestras herramientas y poder comprar alguna herramienta sin la batería para ahorrar algo de dinero.

¿Cuánto nos cuesta usar la herramienta?

Al comprar nuestra herramienta eléctrica nos fijamos en el precio, como es lógico, pero pocas veces nos paramos a pensar cuánto nos va a costar usarla.

Todas necesitan “consumibles”: brocas, sierras, baterías, cargadores extra, lijas, etc., que se van gastando con el tiempo y nos hacen pasar por caja.

Es por ello por lo que hay que mirar bien cuánto nos van a costar esos consumibles, puesto que es posible que una herramienta cara sea más económica a largo plazo, al tener que gastar menos en estos accesorios que nos serán indispensables para trabajar.

Si podemos, habrá que evitar aquellas marcas que usen accesorios “propietarios”, que solo sirven para nuestra herramienta, decantándose por aquellas que nos permitan trabajar con accesorios universales. Por ejemplo, nos decantamos por una taladradora que lleve una llave universal para apretar las brocas (o que no lleve) antes que por una taladradora que use una llave especial de la marca.