Quantcast

Ábalos reitera que Plus Ultra es española

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha señalado este miércoles que Plus Ultra Líneas Aéreas es una compañía española, con un 64% del accionariado español, y ha señalado que «otra cosa» es que al PP «no le gusten algunos españoles».

Así ha respondido el Ábalos a una pregunta del diputado del PP Andrés Lorite en el Congreso de los Diputados, en la que el parlamentario ha acusado al ministro de otorgar 53 millones de euros «a una empresa chavista, que no tenía vuelos, en la quiebra» y con el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero «como defensor de la dictadura de Venezuela».

Por ello, Lorite ha indicado a Ábalos que «ya está bien» y que «ahí tiene la puerta», añadiendo que, cuando se vaya, la deje «abierta a ver si se anima el señor Marlaska».

Ábalos ha mostrado su «decepción» con el diputado ‘popular’, que ha preguntado que «cuántas viviendas podrían haberse construido con esos 53 millones de euros», y ha recordado que el Gobierno va a destinar 6.820 millones de euros a la vivienda entre los planes europeos y los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

No obstante, el ministro, ha señalado que, «venciendo la pereza» de las «injurias y miseria moral» que ha planteado Lorite, ha reiterado que el Ministerio del que es titular «no forma parte de la comisión gestora de los fondos de la SEPI» y que «lo único que puede reprochar es el informe de la AESA» que analiza que el nivel de solvencia de las aerolíneas pueda garantizar su seguridad.

No obstante, ha remarcado que la AESA hace esto informes sin que él «lo sepa» porque «además no tiene obligación» de decírselo» y porque a él «no se le ocurriría».

VOX ACUSA A ÁBALOS DE LLEVARSE «MALETAS CARGADAS DE ORO»

En la misma sesión de control, el diputado de Vox José María Figaredo ha pedido a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, confirmar o desmentir si el rescate a esta aerolínea responde a «las maletas cargadas de oro que el señor Ábalos metió a través de Barajas».

En su réplica, Montero ha ironizado con que la única maleta que conoce es con la que el líder de Vox, Santiago Abascal, ha subido a la tribuna «y lo ha puesto ahí con un adoquín», y ha declinado responder las acusaciones de Figaredo.

Un discurso que, a juicio de la portavoz del Ejecutivo, «no tiene desperdicio», en el que Figaredo le ha acusado de «sadismo fiscal» y de no velar por el interés general con subidas de impuestos en las cuotas de los autónomos, e incluso atribuyendo el alza de la luz durante la ola de frío a un aumento de los impuestos a la electricidad.