Quantcast
lunes, 29 noviembre 2021 19:26

La estrella de la que Diego Simeone no va a deshacerse

El Atlético de Madrid que dirige Diego Simeone continúa en la más alto de LaLiga Santander luego de cosechar un importante empate contra el Betis, algo que sin duda mantiene vivas las esperanzas de todos los aficionados rojiblancos de que se puede lograr el título de Liga esta temporada. Pese a que llegó un momento en el que tuvieron una diferencia de 10 puntos y dos partidos menos sobre el segundo lugar, toda esa ventaja la han ido dilapidando con el correr de las jornadas hasta este momento en el que solo le sacan un punto de ventaja al segundo, al Real Madrid, y dos al tercero, al FC Barcelona. El panorama puede lucir desalentador, pero cualquier fanático rojiblanco, incluido el propio Simeone, habría firmado estar líder a falta de ocho jornadas para el final del campeonato; sin embargo, el miedo todavía embarga a muchas personas.

Cuando el título estaba cerca y todo indicaba que iban embalados hacia él, las cosas se han ido derrumbando poco a poco. A pesar de esa difícil situación, Simeone se mostró tranquilo y muy positivo con respecto a lo que pueda suceder en las próximas semanas; así que la confianza sigue a tope y no quiere que nada desconcentre a sus jugadores en estas ocho fechas que faltan de camino al título. La cosa es que tanto él como la dirigencia del Atlético si están más atentos al futuro y por ese motivo se encuentran mirando el mercado para ver como pueden reforzar la plantilla. Con la mira puesta más que todo en la defensa, sin olvidar que en ataque deben buscar más poder goleador; no obstante, el técnico colchonero puede tener un problema inesperado y sería en la portería, pues a Jan Oblak lo buscan mucho.

Un intercambio que no convence a Simeone

Simeone Luis Suárez enfado
El argentino no quiere que el esloveno se vaya

Durante un verano más, Simeone tendrá que ver como grandes equipos de Europa codician al que, sin duda alguna, es uno de los mejores porteros del mundo. Ante la difícil situación económica que se está viviendo a nivel mundial, de la que el fútbol no ha escapado; el club rojiblanco se remite que para dejar salir a Oblak solo lo hará por su cláusula de rescisión de 120 millones de euros. No obstante, todavía existen clubes que estarían muy dispuestos a pagar dicha cantidad y no solo eso, también podrían idear fórmulas para abaratar la operación y así conseguir quedarse con el guardameta esloveno. En ese sentido equipos como el PSG y también algunos provenientes de la Premier League estarían muy atentos a lo que sucederá, pero el que más podría insistir sería el Manchester United, pues están pensando revolucionar a su equipo.

Para el conjunto de los «Diablos Rojos» es una prioridad volver a competir en todos los frentes; porque esta temporada, pese a que van de segundos, están muy lejos del Manchester City y en Champions League fueron eliminados en la fase de grupos. Con la idea de al fin levantarse y luchar con posibilidades en todos los frentes, el United piensa que Oblak sería una gran adición para ayudarlos con ese objetivo. En Inglaterra saben que el esloveno estaría descontento si no consigue ningún título otra temporada más en el Atlético; por ese motivo la prensa destaca que para sacarlo de allí propondrán un intercambio en el que darían 65 millones de euros más David de Gea por Oblak; pero Simeone ya ha dejado claro que no quiere saber nada de intercambios ni de una salida de uno de sus cracks, al que quiere conservar por cualquier medio.

Una pieza vital del Atlético de Madrid

Oblak es clave para Simeone

Luego de seis temporadas en el Atlético de Madrid, las grandes actuaciones de Oblak lo han convertido en uno de los imprescindibles de Simeone. No solo porque ha llegado a ser uno de los mejores del mundo, también se ha convertido en pieza vital dentro del vestuario al ser uno de los capitanes. Como una persona influyente y ejemplo a seguir, el club y Simeone están muy complacido con él; por eso no quieren escuchar nada de la posible vuelta de De Gea, pues con el esloveno están más que contentos. Aunque son conscientes de que la molestia del portero es entendible, pues todos desean ganar cosas importante, saben que sin él será más difícil ese objetivo. La lucha por esta Liga será crucial y también si la logran conquistar tendrán más argumentos para convencer a Oblak de que no estará en un lugar mejor que allí.

En el Atlético es un ídolo, se ha convertido en uno de los mejores y el entrenador confía plenamente en sus cualidades. Si bien Oblak tendrá la última palabra en cuanto a la decisión que pueda tomar, la verdad es que le gusta mucho lo que ha hecho en el club rojiblanco, pero si que quiere ganar más títulos. Este título de Liga pasa a ser un elemento muy importante y aunque todos estudiarán el futuro dependiendo de lo que suceda, no se descarta que el Atlético incluso le ofrezca una renovación, pues su contrato se vence en el 2023. Simeone lo tiene como una de sus piezas claves y por nada del mundo espera que se le vaya en este verano; así que todos los equipos saben que la respuesta será negativa cuando pregunten por el esloveno y esperan que eso se mantenga así muchos años más.