Quantcast
domingo, 20 junio 2021 2:57

Los posados de Francesca Sofía, la novia de Valentino Rossi que sufre acoso y machismo en su trabajo

-

El mundo de MotoGP parece brillante desde afuera, pero como cualquier deporte tiene algunos fallos importantes; el último lo expuso Francesca Sofía. La novia de Valentino Rossi trabajó como azafata cuando tenía 19 años; ahora con 27 años y una carrera más productiva, en parte gracias a su relación con el piloto italiano, la modelo confesó que se sentía muy orgullosa de su etapa en el paddock y lo que allí había hecho, pues no solo le permitió conocer al amor de su vida, también le abrió puertas en lo profesional; no obstante, en la entrevista también dijo que el machismo y los abusos que allí se dan son para tener miedo.

“Te miran el trasero cuando pasas y te lo tocan cuando te tomas una foto con ellos. Es un entorno masculino. Tienes que espabilar. No puedes ser sólo una cara sonriente. Tienes que aprender a ser respetada. Si sólo te muestras bonita y estúpida estás acabada”, comentó Francesca Sofía para ‘Vanity Fair’. Pese a todo, su estancia allí le permitió darse a conocer al mundo y ahora es una modelo e influencer muy importante. Aunque la modelo ya ha dejado eso atrás, recuerda lo vivido y sabe que las cosas allí deben mejorar; pero ahora se concentra en su prolífica carrera, en la que sus posados candentes son toda una sensación en Internet. Su fama sigue creciendo como la espuma y con sus fotos, en las que aparece tan hermosa, no tardará en seguir ganando seguidores.

Una belleza encantadora la de Francesca Sofía

Con esas curvas puede lucirse siempre

Muchas veces se puede pensar que mujeres como Francesca Sofía solo tienen sacar posados sexys, ya sea en traje de baño o lencería para poder impresionar. Sin embargo, en ocasiones pueden sorprender a todos luciendo lo más relajadas posibles y aún así lucir radiantes. Claro que se ve hermosa en bikini y es todo un imán de miradas al aparecer en lencería; pero al verla vestida de forma casual causa una sensación de encantó que no todas pueden lograr. Aquí se le ve lista para salir de paseo, con unos vaqueros azules, una camisa negra y una gorra del mismo color. Su estilo cautiva y lo que más sorprende es que con esa picardía que tiene, al lanzar un beso, puede hechizar cualquiera que la mire.