Quantcast
domingo, 20 junio 2021 2:46

El crack que quiere Simeone y no puede tener para el Atlético

A lo largo de todos estos años desde que Diego Simeone llegó al Atlético de Madrid en el 2011, no se puede negar que el equipo ha mejorado de una forma abismal. El conjunto rojiblanco pasó de luchar por acabar en mitad de la tabla y soñar con entrar en alguna competición europea, a una década después pelear de tú a tu con otros equipos importantes como uno de los más grandes del continente. Los títulos, los triunfos y el prestigio llegaron de la mano del argentino; aunque claro está, el trabajo, el sacrificio y mucho esfuerzo han ido de la mano durante todo este tiempo para que los éxitos se produjeran. Gracias a “El Cholo” Simeone los fanáticos van esperanzados a cada temporada pues saben que pueden luchar con cualquiera y si no hay fallos al final de campaña habrá mucho que celebrar.

Un buen ejemplo ha sido este curso, en el que Simeone ha comandado a un buen Atlético que llegó a liderar en algún momento LaLiga Santander con 10 puntos de ventaja y dos juegos menos sobre el segundo. El problema es que por un bajón general y algunos fallos del mismo entrenador argentino, toda esa ventaja se ha dilapidado; pero aún así los fanáticos colchoneros siguen creyendo en su equipo y eso es por el técnico. Esa misma influencia le ha hecho convencer a grandes jugadores para vestirse de rojiblanco, el último gran ejemplo es Luis Suárez; sin embargo, Simeone al parecer siempre tendrá una espinita clavada con un crack al que deseó con mucha fuerza y nunca pudo lograr convencer. Ese jugador lleva una década brillando en el Borussia Dortmund y es nada más y nada menos que Marco Reus.

Reus estuvo cerca de llegar al Atlético

El Dortmund se negó a perder a otra de sus estrellas tan pronto

Hace unos años el Atlético estuvo siguiendo muy de cerca al alemán por petición de un Simeone que lo consideraba, todavía lo hace, un autentico crack con el que al fin daría ese paso adelante para no solo luchar y tener posibilidades de ganar, sino para plantarse como favorito en cualquier competición en la que estuviera. Las negociaciones se llevaron a cabo en el 2014, tras la campaña en la que ganaron la Liga, pero perdieron en al final de la Champions Legaue; por ese motivo la llegada de Reus se antojaba clave para el futuro de los rojiblancos. Algunos medios apuntan a que hasta se habló de cifras y la cantidad de años de contrato para este talentoso alemán; porque la directiva respaldaba totalmente la visión que tenía el “Cholo”. No obstante, todo se cayó a último momento.

El germano había llegado hacía poco al Borussia Dortmund proveniente del Borussia Mönchengladbach. Reus se crió en el equipo aurinegro, pero salió joven a probar suerte en otro club; sin embargo, nunca dejó de soñar en triunfar con la escuadra donde se había desarrollado futbolísticamente, así que cuando el Dortmund intentó ficharlo no lo dudó y regresó con ellos rápidamente. Todo eso pasó en 2012, por eso el equipo alemán no quería perder tan pronto a su estrella; mucho menos debido a que ya había dejado salir recientemente tanto a Mario Götze y, sobre todo, a Robert Lewandowski, ambos con destino al máximo rival, el Bayern Múnich. De esta forma Simeone se quedó sin la estrella que tanto soñaba para potenciar su equipo y unirla en una ataque de ensueño junto a Antoine Griezmann, al que ficharon justo en el 2014.

Una vida en el Borussia Dortmund

Reus es el líder del equipo alemán

Pese a todo, Reus se ha convertido en el verdadero líder del Borussia Dortmund. Con 31 años ya es el capitán del equipo y el único que ha permanecido fiel al club de sus amores. El atacante alemán ve como una estrella tras otra llega y al cabo de un tiempo se van en bsuca de mejores destinos; pero él sigue empeñado en que quiere hacer historia allí y al fin ganar la Bundesliga y si se puede volver a pelear en una final de la Champions League, pero para ganarla. Entre los medios que comentan que en el 2014 ya tenía todo acordado con el Atlético de Simeone, otros acotan que habría sido el propio jugador el que también habría rechazado la posibilidad de abandonar al Dortmund; aunque no por el hecho de que le desagradara el equipo rojiblanco, sino por lealtad al conjunto germano.

Simeone sigue suspirando cada vez que ve jugar a Reus con el Borussia Dortmund, como en esta eliminatoria de cuartos de final de Champions League en la que marcó el tanto ante el Manchester City que les da algo de esperanza a los suyos. Sin embargo, ya sabe que no hay nada que hacer, porque el alemán tiene decidido que se quiere retirar en el club de sus amores y por eso permanecerá por muchos años allí. Tal vez el estilo defensivo de Simeone lo llego asustar en su momento, pues su juego veloz y muy ofensivo se vería cortado si fichaba por el Atlético de Madrid de ese entonces; pero ya nada de eso importa, porque el amor de Reus por el Dortmund ahora es más grande. El argentino seguirá con esa espina clavada y al parecer, por más que insista, nunca se la quitará.