Quantcast

El motivo por el que no debes teletrabajar en pijama

Desde el inicio de la pandemiael teletrabajo se convirtió en una realidad que hasta ahora muy pocas empresas habían utilizado en nuestro país, pero tiene truco, y por ello vamos a ver el motivo por el que no debes teletrabajar en pijama. El teletrabajo se veía como la panacea para evitar el madrugón, la ducha justo al despertar pelándonos de frío, tener que vestirnos y coger el coche para ir a la oficina. El tiempo fue pasando y se vio que esto no era tan así, ya que se perdía mucho tiempo en cosas que nos distraían, no éramos productivos y perdíamos capacidad de decisión en lo que al trabajo respecta. Los expertos comenzaron a dar su opinión sobre el teletrabajo y algunos consejos que vamos a ver en este artículo, pero sobretodo, por qué debemos desechar la idea de teletrabajar en pijama. 

Veamos cuáles son algunos de los motivos:

El teletrabajo 

Teletrabajar en pijama, poco recomendado

Los expertos en este ámbito, declaran que una de las cosas más importantes en relación al teletrabajo productivo es saber que aunque estemos trabajando en nuestro domicilio, debemos saber diferenciar el tiempo, el entorno laboral, familiar, personal y el de descanso. Este sería el principal problema que surge con esta nueva modalidad de trabajo a distancia. Y es que el principal problema que encuentran muchas personas que están teletrabajando es que no son capaces de concentrarse, ya que las distracciones del hogar o de la familia juegan un papel muy importante. 

Por ello, se proponen una serie de indicaciones que pueden venir muy bien a la hora de teletrabajar en casa, como por ejemplo levantarse como si tuviéramos que ir a trabajar, establecer una serie de horarios, planificar la jornada de trabajo y de labors del hogar o la familia o establecer un espacio de trabajo en casa. En definitiva, intentar mantener la rutina del trabajo pero en casa.