Quantcast

Rocío Carrasco y Antonio David Flores: Todo lo que se sabía (hasta ahora) del accidente casi mortal

Por mucho que tengan hijos en común, Rocío Carrasco y Antonio David Flores se han convertido en el foco mediático de la televisión española. Mientras que la hija de Rocío Jurado se ha hecho tendencia por su documental donde cuenta todo sobre los malos tratos que tuvo que soportar de su exmarido, al tertuliano lo han sacado de las filas de Mediaset de una manera fulminante. Su carrera prácticamente está por los suelos, y esa fama que gozaba en sus inicios como un digno representante del talento de Telecinco se ha esfumado.

El Guardia Civil ha apostado por una doble moral que los mismos compañeros han descubierto, aunque más allá de eso, hay que recordar su relación con la presentadora fue de sufrimiento, así como después de su separación su exmujer se encontró casi de frente con la muerte. Pareciera que el malagueño es un ave de mal agüero, le ha dado más problemas a la madrileña que muchos ya le han cogido hasta odio al que trabajó durante años con Jorge Javier Vázquez.

Rocío Carrasco no la ha tenido fácil

Rocío Carrasco no la ha tenido fácil

No podemos negar que Rocío Carrasco siempre ha sido una mujer muy influenciadora en las pantallas. Así como la quieren, otros tampoco aprueban del todo su comportamiento. Aunque la polémica con Antonio David Flores ha sido el detonante para que la gente se haya volcado en su apoyo, y ahora más con los detalles que ha contado en Rocío, contar la verdad para seguir viva.

Sin duda, le ha dado donde más le duele a quien en 1996 llegaba como ese galán que se robaba su atención, aún sin ser tan reconocido en los medios. A sus 43 años de edad, la oriunda de Madrid ha ido dejando en claro que es fuerte, mucho más de lo que ella imaginaba, y sino basta con ver tanto temple que ha tenido en la televisión como presentadora y colaboradora desde sus comienzos en 1993 en La 1.