Quantcast

Qué es la ‘luz de gas’

Se le conoce como luz de gas a un tipo de maltrato psicológico caracterizado por ser bastante sutil, por lo que también es más difícil de identificar  y también de demostrar. La persona que sufre este maltrato es apartada por su propio criterio personal, siendo invalidada por su agresor, el cual le hará dudar de sus propias emociones, percepciones y pensamientos a través de la manipulación.

La luz de gas es un tipo de manipulación que se suele llevar a cabo mediante comentarios, mentiras y engaños, por lo que la víctima termina por apoyarse en dicha versión, el criterio y la percepción de la otra persona, convenciéndose a sí misma de que es la otra persona quien posee la verdad absoluta de todo.

Origen del término

Origen del término -  'luz de gas'

El nombre de este tipo de maltrato, “luz de gas”, proviene de la obra de teatro que fue adaptada a la gran pantalla en 1944, ambas obras del mismo nombre “Gaslight”. La trama gira en torno a una mujer cree volverse loca a causa de las acciones y presiones de su esposo.

La protagonista vive con su esposo, el cual la intenta convencer de que los ruidos que esta oye en el ático son solo a causa de su imaginación, alterando su entorno para así demostrar que es así. De esta forma ella cree que en realidad sí está loca, cuando en realidad todo se debe a causa de su marido.

De esta forma se puede apreciar un muy claro tipo de violencia, en el cual un hombre termina alterando la perspectiva de su esposa acerca de la realidad, hasta el punto de inducirla a un completo estado de locura. Así mismo manipula la relación entre ambos y repitiéndole constantemente que está exagerando, asegurándole que tales hechos realmente nunca ocurrieron y que por ende está realmente loca.

En ocasiones, este tipo de violencia suelen ser mezclada con la agresión física o con algún otro antecedente de esta. Lo cual termina anulando la autonomía de la víctima, así como su estabilidad mental.

Por ende, el efecto de la luz de gas tiene la finalidad de poder controlar, anular y someter a la víctima, llegando al punto de poder modificar su comportamiento e identidad.  Fundamentalmente, los mensajes que el agresor envía a la víctima, los cuales hacen que los pensamientos de la víctima se distorsionen y por ende crea que la perspectiva de su agresor sea la única y absoluta.

Reconocer la luz de gas

Reconocer la luz de gas

La sutileza de este tipo de maltrato es una de sus más notables características, pues dificulta la posibilidad de poder identificar esta clase de maltrato. Por suerte se pueden identificar algunas patrones del agresor, como su forma de actuar. Pero además de esto existen otras características:

  • El agresor suelen mentir con respecto a detalles superficiales, sobre cosa que por lo general no tienen importancia. Pero a pesar de esto defiende su sinceridad en cualquier momento, llegando al punto de hacer dudas a la víctima.
  • Además es bastante común que el victimario contradiga en todo a la víctima, sin importar cuán banales sean sus razones.
  • El victimario siempre mantiene que sus conductas son siempre las correctas, lo cual suele hacer creer a su víctima que esta es la culpable de todo.
  • Si la víctima se molesta, el victimario le dirá que es una insegura y que sus celos son completamente injustificados.
  • Es bastante común que quien maltrata termine tergiversando las situaciones para que su víctima se sienta culpable.
  • Disfraza el humor con humor la humillaciones, afirmando que el chiste se ha salido de todo y que solo se trata de una broma, por lo que hacer creer a la víctima que no tiene sentido del humor.
  • Este tipo de personas suelen proyectar en su víctimas sus carencias, o sea, culpa a la otra persona sobre sus conductas negativas, sus rasgos, hasta el punto de convencer a la otra persona de que en realidad ella es quien posee todas estas características negativas.
  • La persona niega rotundamente todas las acusaciones realizadas a su persona.

Ten en cuenta que la luz de gas es un tipo de agresión muy peligroso debido a su tipología, en la cual la víctima se convence así misma de que no es estable mentalmente. Por lo general las personas alrededor de la víctima, como los familiares o amigos más cercanos tampoco suelen notar las señales. Es por esta razón que se considera un tipo de agresión muy peligroso.

¿Has notado este tipo de patrón en algún momento?