Quantcast

Campuzano y 2 nuevos consejeros juran sus cargos como miembros del Gobierno murciano

Maria Isabel Campuzano, exdiputada de Vox que rechazó la moción de censura contra Fernando López Miras, como consejera de Educación y Cultura, Marcos Ortuño, como consejero de Presidencia, Turismo y Deportes, y Javier Celdrán, como consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital, han jurado este sábado sus cargos y se incorporan al Consejo de Gobierno de la Región de Murcia.

El acto ha sido abierto por la vicepresidenta, Isabel Franco, que ha destacado que con esta remodelación «culminamos el trabajo de configuración del nuevo ejecutivo», con el que «desde la unión» trabajará para lograr la recuperación económica de la Región y proteger la salud y las vidas de los murcianos.

«El reto que se plantea ante nosotros debe estar caracterizado por la unidad», ha insistido Franco, que ha resumido en «avanzar y hacer avanzar a la sociedad murciana», las directrices del remodelado gobierno. También ha dado las gracias a las ex consejeras que ya no están en el ejecutivo, Esperanza Moreno y Cristina Sánchez, que han estado presentes junto al resto de miembros del Consejo de Gobierno.

Tras la lectura de los decretos que hace referencia a los nombramientos de los nuevos miembros del Ejecutivo regional, Ortuño, Celdrán y Campuzano han usado la forma del juramento para aceptar sus cargos.

LA NUEVA CONSEJERÍA DE ORTUÑO TENDRÁ SEDE EN MURCIA

Marcos Ortuño, que este sábado dejaba su cargo como alcalde de Yecla, ha hablado con los medios de las que serán sus líneas estratégicas, como la potenciación del turismo, trabajando codo con codo con los empresarios del sector, y estableciendo nuevas líneas de ayudas «en un sector clave para la economía regional».

Desde Presidencia, coordinará la acción del Gobierno regional para dar solución a los problemas reales de los murcianos y dar estabilidad al Ejecutivo en un momento fundamental como el actual. Ortuño ha desvelado que la sede de su consejería estará en Murcia, aunque se desplazará con frecuencia a Cartagena, en donde estaba la sede de Turismo.

LOS PRESUPUESTOS, PRINCIPAL PRIORIDAD

Por su parte, Javier Celdrán, ha fijado como principal prioridad sacar adelante los presupuestos regionales, unos presupuestos que ya se han «desbloqueado» desde el punto de vista interno y solo queda cerrar los acuerdos parlamentarios, es decir, lograr los apoyos necesarios, algo que prevé que suceda en los próximos días.

Sin presupuestos, el segundo Plan de Rescate a la Hostelería, el Plan de Apoyo al Comercio o el Plan de Impulso al Sector Turístico y Hotelero tendrían que esperar, por lo que confía en que en pocos días puedan tenerlos aprobados en Consejo de Gobierno e inmediatamente en la Asamblea Regional.

Aunque para aprobarlos solo les faltaría un voto, Celdrán ha indicado que intentarán que se aprueben con más margen. Espera que tanto los diputados de VOX, como los que están fuera del grupo, así como Ciudadanos o «incluso el Partido Socialista» se pudieran sumar, aunque ha recordado que, a la vez que estaban negociando esos presupuestos, «había quienes estaban urdiendo un plan para romper en un momento inoportuno el Gobierno».

CAMPUZANO SE REUNIRÁ CON LOS SINDICATOS «CUANDO DEJEN DE GRITARME»

María Isabel Campuzano, que momentos antes había ya desvelado sus líneas maestras a través de un comunicado, ha destacado que la vuelta de la presencialidad, que se realizará ya el curso que viene para Primaria y Secundaria «para no hacerlo de forma improvisada», el ‘Pin Parental’ «que no se llegó a aprobar», como ha reconocido la consejera, y una defensa «frente a los ataques que a la libertad que supone la Ley Celaá», pero siempre, ha insistido, «dentro de la ley».

Campuzano ha señalado que se reunirá con los sindicatos «cuando dejen de gritarme y sentados en una mesa», porque según ha señalado «siempre lo hemos hecho en la Asamblea», llegando a acuerdos con el resto de formaciones.

«QUE NADA OS DISTRAIGA»

El presidente López Miras, que ha sido el encargado de cerrar el acto, ha insistido en que «no se inicia una nueva etapa», ni comienza nada, sino que «continua lo que siempre hemos hecho: trabajar por la recuperación y para dejar atrás la pandemia».

López Miras ha criticado «a los que iniciaron esta crisis» institucional, en referencia al PSOE y Ciudadanos, «que quisieron experimentar» y «priorizar sus sillones frente al futuro de una Región», pero ha insistido «con los murcianos no se juega».

El presidente cree que la Región y el ejecutivo «sale más unido y cohesionado» y ha subrayado en el trabajo para devolver la normalidad. «La lucha contra la pandemia es sanitaria, pero todos los ámbitos sufren sus consecuencias, y es así donde tenemos que concentrar todas nuestras fuerzas».

También ha repetido en varias ocasiones que se trabaja «por la libertad», y ha advertido que se equivoca «quien piense en un cambio de rumbo, el rumbo no ha cambiado, seguiremos haciendo de Murcia la tierra de la libertad». Y ha reivindicado la defensa del agua, el apoyo al turismo y contra una financiación injusta «a la que nos han sometido de manera indigna».

El presidente ha dado las gracias, de parte de los murcianos, a los que han trabajado en el Gobierno regional y ya no están, como es el caso de Cristina Sánchez y Esperanza Moreno; y a los nuevos les ha dado la enhorabuena por su valentía de servir al millón y medio de murcianos.

«Que nada os distraiga», ha resaltado, para pedirles a los miembros de su ejecutivo, que trabajen con transparencia, para todos y sin hablar «de lo que no es importante» para trabajar «en lo que sí lo es». «No sé si otros lo harán, pero estoy seguro de que este Gobierno lo hará».