Quantcast

Costillas a la miel: ¿Cómo hacerlas sin horno en sólo 15 minutos?

En ciertas ocasiones queremos preparar un plato rápidamente y sin muchos detalles, no obstante, se nos puede volver un tanto tedioso por el uso de ciertas líneas blancas de electrodomésticos, como el horno. Si estás en uno de esos días, no te preocupes, podemos ayudarte para preparar este plato que puede sorprenderte llamado “Costillas a la miel” sin usar el horno que son tan ricas como las Foster`s Hollywood.

No se requiere usar un horno

No se requiere usar un horno

Las costillas a la miel, normalmente se suelen hacer en el horno y aunque no dejan de ser deliciosas, su espera puede parecer una eternidad al momento de colocarlas en el mismo, es por eso que en este artículo te daremos a conocer sobre esta receta con una rápida preparación de 15 minutos sin el uso del horno, lo que da una gran ventaja y sigue siendo igual de exquisita que su preparación tradicional.

Sabemos que esta receta la podemos encontrar en cualquier tipo de restaurante o lugares de comida donde puedes acudir sin problema, sin embargo, lo ideal es que la prepares en el hogar con tus seres queridos o familiares. Además, puedes variar los ingredientes si así lo deseas y preparar la cantidad que prefieres.

Dato curioso: las costillas de cerdo, a diferencia de las chuletas, poseen un corte particular y especial, a su vez, contiene las partes óseas del tórax del animal, esto hace que tengan una gran cantidad de carne para nuestro consumo, sin necesidad de separar sus respectivas partes a la hora de cocinar y hasta las puedes hacer con Coca – Cola.

Lo fantástico de esta receta es la sencillez que tiene a la hora de elaborarla, además de su tiempo de elaboración, contiene ingredientes fáciles de conseguir en cualquier supermercado o charcutería.

Si aún no conoces este método de hacer esta receta sin horno y te gustaría prepararla en casa. ¡Acompáñanos!

¿Cuáles son los ingredientes que se necesitan para preparar unas costillas a la miel sin horno?

A continuación, te daremos a conocer los ingredientes que se necesitan para elaborar esta receta.

Para 2 personas, vamos a necesitar.

  • 1 costillar de cerdo.
  • 1 salsa de soja.
  • 15 ml de miel.
  • Coñac
  • 60 ml de kétchup o salsa de tomate.
  • 60 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • Especies de romero y tornillo
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Un poco de brandy. (Opcional)

¿Cuáles son los ingredientes que se necesitan para elaborar las costillas a la miel sin horno?

Luego de ya tener todos los ingredientes necesarios para elaborar esta receta, procedemos a enseñarte sus pasos a seguir.

  1. En primer lugar, sin separar las costillas del costillar, añade sal y pimienta a las costillas de cerdo
  2. En una olla exprés, agregamos un poco de aceite de olivar extra virgen en fuego medio y colocamos las costillas de cerdo
  3. Cuando las costillas obtengan un color dorado, vierte un poco de coñac y deja que entre en evaporación durante 2 minutos.
  4. En un recipiente, prepara la salsa añadiendo la soja, la miel y la salsa de tomate o kétchup.
  5. Vierte la mezcla a las costillas de cerdo y remueve con mucho cuidado. Como recomendación, cierra la olla.
  6. Cuando la olla empiece a sonar o silbar, colócalo a fuego lento y cocínalo durante unos 5 minutos.
  7. Pasado los 5 minutos, sirve al momento con un poco de romero y tornillo
  8. Luego, acompáñalo con un poco de brandy

¡BUEN PROVECHO!

Las costillas quedan muy tiernas y jugosas, es por eso que la salsa se carameliza automáticamente y así le da ese toque de dulce tan especial.

¿Con qué otro plato se puede acompañar las costillas a la miel?

¿Con qué otro plato se puede acompañar las costillas a la miel?

Sin duda alguna, esta receta da mucho que desear, puedes optar con una deliciosa ensalada, un arroz recién hecho o unas patatas aromatizadas. El sabor será único e increíble.

Para los tipos de corte. ¿Es mejor las costillas cortadas o costillar?

Para esta receta, la mejor opción es costillar entero, es decir, sin separar las costillas, esto hará que la carne tenga más jugo. Ahora, si no consigues las costillas enteras, puedes optar por la segunda opción que es encontrarlas ya cortadas, sólo debes procurar adobarlas bien junto con el glaseado de miel y disminuir el tiempo de cocción.

¿Cómo puedes conseguir costillas de cerdo más jugosas?

¿Cómo puedes conseguir costillas de cerdo más jugosas?

Para obtener unas buenas costillas con su exquisito jugo y a su vez, que las mismas no queden secas, puedes tener como opción en envolverlas durante su proceso de cocción en papel de aluminio, parecido a un papillote, eso es para que se cocinen dentro de su propio jugo y obtener el resultado esperado.

Sin embargo, este proceso hará que la receta tarde una hora en prepararse, debido a que luego tendrás que quitar el papel de aluminio y esperar que se cocinen por unos 10 minutos adicionales hasta que obtengan su color dorado.

Es fundamental escoger las mejores costillas y de buena calidad que se encuentren en el supermercado o charcutería o en su defecto, las más económicas. También, para esta receta puedes usar las costillas de ternera.

Beneficios de la costilla de cerdo

Beneficios de la costilla de cerdo

Sabemos que en muchas ocasiones, no queremos incluir a nuestra dieta la carne de cerdo por su gran contenido de grasas, generalmente, podemos pensar que al consumir este tipo de alimentos, puede ser riesgoso para nuestra salud, no obstante, la misma  carne nos puede aportar muchas propiedades que nuestro organismo necesita.

Esta receta nos puede aportar una buena alimentación a nuestro cuerpo si se consume de manera correcta al no caer en el abuso de comerlo repetitivamente.

  • La carne de cerdo, nos brinda muchas proteínas, 46 gramos por cada 100 gramos de carne.
  •  Tiene un gran contenido de vitamina B1, que es la tiamina, la misma  la necesitamos para asimilar de forma correcta los hidratos de carbono.
  • Tiene un gran contenido de vitamina B6, que contiene la riboflavina y vitamina B12, ambas son para que nuestros tejidos de nuestro cuerpo estén correctamente.
  • Aporta minerales, como como el hierro, zinc, fósforo, magnesio y potasio, todos ellos se encargan del funcionamiento de los músculos, incluso del mismo corazón.
  • No tiene azúcar.