Quantcast
domingo, 28 noviembre 2021 4:32

Dembélé no es el único: desvanecimientos de futbolistas que han acabado muy mal

-

Hay momentos en el fútbol que pueden helar la sangre fácilmente y uno de ellos lo protagonizó Moussa Dembélé cuando sufrió un desmayo en el regreso al trabajo del Atlético de Madrid. El delantero francés pasó a formar parte de una larga lista de futbolistas que en los últimos tiempos se han desvanecido en un campo de fútbol; aunque en el caso del jugador del conjunto colchonero, su desmayo no pasó a mayores y él mismo pudo salir por sus propios medios. Si bien ahora se está recuperando, este suceso trae a la memoria aquellos otros casos que por desgracia no acabaron tan bien como este.

Pese a que muchas veces se desconocen las causas por las que los jugadores se sufren un desmayo en al cancha, la verdad es que es un hecho que se está repitiendo con mucha frecuencia. Algunos medios han hablado acerca del tema y han expresado que los motivos por los que esto puede ocurrir es porque los futbolistas consumen sustancias ilícitas; otros piensan que puede ser por la gran carga de trabajo que sufren de manera constante; y también están los que padecen de enfermedades congénitas en el corazón que nunca se conocen hasta que es muy tarde. En el mundo del fútbol se han dado varios casos trágicos y este Dembélé, por suerte, no pasó a ser uno de ellos.

Dembélé asustó a todos en el entrenamiento

El personal médico atendió rápido al francés

El Atlético regresó a los entrenamientos, luego de un día de descanso, tras vencer al Alavés y todo quedó paralizado en el momento en el que Dembélé cayó sin motivo alguno junto a sus compañeros. La conmoción reinó en el ambiente de inmediato pues se revivieron momentos trágicos que han sucedido en una cancha de fútbol. Sin embargo, tras la rápida intervención de los médicos del equipo rojiblanco, el francés se levantó y se fue a la ambulancia que está en el campo por sus propios medios.

Poco después, el Atlético informó en un comunicado que Dembélé había sufrido «una bajada tensional leve por lo que el jugador se ha retirado del entrenamiento. El delantero francés se encuentra en observación, sus constantes vitales son absolutamente normales y queda pendiente de evolución». El caso del francés acabó bien, pues al final de la práctica se fue a su casa en su propio auto y se despidió de todos sus compañeros para tranquilizarlos. Un susto que despertó la memoria de todos.