Quantcast

Exsecretario PP La Rioja niega haber entregado 200.000 euros para su ‘blanqueo’

El que fuera secretario general del Partido Popular de La Rioja en el año 2008, Carlos Cuevas, ha negado hoy haber entregado los 200.000 euros que aparecen en los ‘papeles de Bárcenas’ para su blanqueo: «No es cierto, no lo necesitábamos».

En el juicio que desarrolla la Audiencia Nacional, y a preguntas del abogado de la acusación popular que ejerce el PSOE valenciano, Virgilio Latorre, Cuevas ha negado haber entregado a Bárcenas esa cuantía tras enseñarle la anotación, del 26 de mayo, en los conocidos como ‘papeles de Bárcenas’ en los que, supuestamente, éste llevaba la contabilidad B del partido.

«No, en ningún caso», ha contestado a si entregó a Bárcenas esa cuantía. Después, a preguntas del abogado del PP, Jesús Santos, ha calificado el apunte de Bárcenas de «absolutamente falso».

En su declaración, preguntado, en este caso por Latorre, por el hecho de que Bárcenas explicara que el PP de La Rioja le entregó ese dinero para que tuviese una contrapartida de «dinero oficial» ha aseverado al abogado: «Nada de lo que usted ha dicho tiene que ver con la realidad».

Cuevas ha relatado cómo el Partido Popular de La Rioja pidió «ayuda» al PP nacional «para que colaborase» en la «adquisición» de una nueva sede en Logroño. La ayuda, ha explicado, llegó como una «transferencia» y fue de 200.000 euros sin que supieran, de antemano, de qué cantidad se iba a tratar.

Esta «transferencia» fue en junio. Mariano Benítez de Lugo, de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa, ha querido saber si con anterioridad, en concreto el 26 de mayo, alguien de La Rioja había entregado esa cantidad a Génova en efectivo y Cuevas ha contestado: «No».

Entonces, el abogado ha querido saber por qué Bárcenas lo anotó como aportación y Cuevas ha replicado: «No lo sé, eso se lo tendrán que preguntar al señor Bárcenas».

Ha negado que necesitaran dinero oficial, o blanco, para la compra de la sede y, como tenían fondos de donantes, lo entregaron en la sede central para su blanqueo. «No es cierto, porque además no lo necesitábamos», ha dicho.

Su declaración, dentro del juicio sobre la supuesta ‘caja B’ del Partido Popular como pieza separada del ‘Caso Gürtel’, ha seguido la misma línea que la que ya hiciera en 2014 salvo que, en esta ocasión, sí ha recordado conocer al que también fuera tesorero del PP, Álvaro Lapuerta.

Ha explicado cómo, tras esa primera declaración, llegó «a la conclusión» de que fue él quien «tomó contacto» con el tesorero nacional, al que le unía una relación con La Rioja, para transmitirle la voluntad de comprar una nueva sede.

«Nos explicó», ha relatado continuamente en plural y evitando pronunciar la palabra reunión, «que todo tenía que ser a través de un poder».

Cuevas ha explicado, y reiterado luego en varias ocasiones, que el PP es una «empresa única» con una única identificación fiscal, y, por tanto, la nueva sede, aún siendo para La Rioja, iba a pertenecer, en realidad, al PP central.

En este contexto se encuadraría la ayuda de 200.000 euros, para la que, ha dicho, no solicitaron desde La Rioja «cuantía concreta». «Nos hubiera gustado que fuese el total» de la compra, ha bromeado.

«Nosotros pedimos ayuda al PP nacional para que colaborase en esa adquisición que, no obstante, dada la naturaleza del PP y que se trata de un NIF unico, en realidad era el PP el que compraba», ha dicho.

«Ese dinero no había que devolverlo porque esa sede pertenece al Partido Popular de España», ha apuntado.

Ha indicado que la sede se pagó con préstamos; ingresos ordinarios del partido, sobre todo cuotas de los afiliados; «donativos si los hubiera» y siempre «regulados por ley», y la aportación que pensaban pedir a Génova.

Ha dicho que, al inicio, no contaban «con un presupuesto» y se fueron «aproximando» a éste, dado que, primero, adquirieron un inmueble y luego vieron que necesitaba rehabilitación.

La cuantía de los dos locales era de 1,1 millones de euros, ha contado a preguntas de Latorre, que, junto con las obras se elevaría hasta los 1,5 millones.

Después, ha indicado que las cuotas suponen entre 75.000 y 80.000 euros al año; y los donativos de ese año, nominativos y pedidos por la necesidad de una nueva sede, fueron de unos 80.000 euros. El abogado le ha preguntado cómo pensaban llegar al casi millón y medio y ha afirmado: «Una vez que se terminó la obra se fue pagando».

Ha reconocido que conoce a Bárcenas, pero sólo se ha reunido con él, «y con el señor Lapuerta» en «reuniones más amplias, donde había mucha más gente».

HECHOS QUE SE INVESTIGAN

Los ‘papeles de Bárcenas’ incluían una anotación expresa sobre la comunidad autónoma: «Entrega de La Rioja. 200.000 euros». En el auto de apertura del juicio oral se incluye un epígrafe dedicado a las «operaciones relativas a la adquisición de la nueva sede del Partido Popular de La Rioja (año 2008)».

Tras las declaraciones del extesorero, el juez apunta el presunto blanqueo de 200.000 euros con el fin de destinarlos a la adquisición de la actual sede en la logroñesa calle Duquesa de la Victoria.

Presuntamente, esos 200.000 euros eran procedentes de aportaciones realizadas por terceros ante el PP de La Rioja y habrían sido entregados el 26 de mayo de 2008 a Bárcenas como dinero negro.

Un mes después, los tesoreros del partido las habrían devuelto correctamente registradas como ayuda económica de la central del PP para la compra del inmueble en Duquesa de la Victoria.

Bárcenas, actualmente en la cárcel, aseguró en su momento que fue Cuevas, actualmente diputado del PP riojano, el que le pidió en persona que blanqueara los 200.000 euros