Quantcast

Acciona renueva un contrato con Fnac para proporcionar energía renovable a sus tiendas de Portugal

Acciona y Fnac han renovado un contrato firmado por primera vez en 2019 para seguir proporcionando energía renovable durante otros dos años a los 46 establecimientos que la multinacional francesa de distribución de tecnología y cultura tiene en Portugal.

En concreto, Acciona proporcionará cerca de 13.000 megavatios hora (MWh) certificados con garantías de origen 100% renovable por la plataforma de la red eléctrica nacional EEGO, lo que permitirá evitar la emisión de 3.800 toneladas de dióxido de carbono (CO2) anuales.

Desde que comenzó la colaboración entre ambas compañías en 2019 para el suministro de energía ‘verde’ y para aportar soluciones de producción, la filial de Fnac en Portugal ha reducido en 3.800 toneladas sus emisiones de CO2 cada año, lo que equivale a retirar de la circulación 1.462 coches o plantar 6.700 árboles.

Con la renovación del acuerdo con Acciona por otros dos años, Fnac Portugal materializa la estrategia del grupo internacional Fnac Darty de implantar procesos e iniciativas que reduzcan el impacto ambiental de sus marcas y actividades, según señala la compañía en un comunicado.

«Gracias al trabajo desarrollado en conjunto con Acciona vamos a mitigar drásticamente la huella de carbono de nuestros establecimientos y operaciones logísticas. Con ello, fortalecemos nuestra política de gobernanza y sumamos una nueva iniciativa a nuestra estrategia de sostenibilidad, en colaboración con nuestros clientes y socios», asegura el director de Servicios Generales de Fnac Portugal, Carlos Alves.

Además de la actividad de comercialización, Acciona cuenta en Portugal con 166 MW de activos de generación renovable, incluyendo tecnologías eólica y solar. Su cartera en el país está formada por 16 parques eólicos, además de una de las mayores plantas fotovoltaicas de la Península Ibérica, la central solar de Amareleja.

Esta última instalación, con 46 MWp, es capaz de producir energía suficiente para satisfacer las necesidades de 30.000 familias portuguesas y evitar la emisión de aproximadamente 90.000 toneladas de CO2 cada año a la atmósfera.

Este nuevo contrato se suma a otros que Acciona tiene en Portugal con clientes como Coca-Cola, STCP, Sonae Arauco, Makro, Indorama o Danone, entre otros, y refuerza la cartera de clientes internacionales corporativos de la compañía.