Quantcast
martes, 7 diciembre 2021 17:16

Real Madrid: los grandes retos a los que se enfrenta en abril

El tiempo en el que se definen todas las temporadas se acerca de forma irremediable y en el caso del Real Madrid todo se podría decidir en un mes de abril realmente de infarto. Este mes podría elevar al conjunto merengue al Olimpo o bajarlo definitivamente al Hades, en una campaña en la que las cosas no pintaban para nada bien en el equipo dirigido por Zinedine Zidane. La eliminación temprana en la Supercopa de España, frente al Athletic Club, y en la Copa del Rey, a manos de un Segunda B como el Alcoyano, se combinaron con varias cosas negativas: el mal rendimiento del equipo, sus irregulares resultados, la mala planificación de la plantilla, la negativa de renovar el vestuario por parte del francés y la falta de identidad en su juego. El Madrid no estaba bien y pese a todo eso ha seguido adelante.

Si bien ha tenido sus dificultades, el Real Madrid no se ha rendido; por lo que ahora afrontará el mes de abril con la mente puesta en que sigue vivo tanto en LaLiga Santander, en la que pelea con el Atlético de Madrid y el FC Barcelona, y Champions League, en la que ya está clasificado para unos cuartos de final de película. En ese sentido es precisamente que los próximos 30 días serán claves, pues deberá luchar con todo lo que tiene para salir con vida, mantener las esperanzas de obtener algún título y no caerse cuando todos de verdad tienen que poner un extra para alcanzar el objetivo. Ahora el calendario blanco tiene tres fechas marcadas en rojo, que podrían aumentar a cuatro si todo sale bien para sus intereses y todavía siguen respirando. La UCI aparece en el panorama, pero ellos tratarán de evitarla a toda costa.

Liverpool y Barcelona en el camino

Acuerdos cerrados: movimientos Real Madrid, Barcelona, Atlético
El partido ante el Barcelona decidirá la Liga

Todo este frenético mes iniciará con la cita que los de Zidane tienen ante el Eibar, el 3 de abril, en el estadio Alfredo Di Stéfano. La lucha por la Liga está al rojo vivo y todo dependerá a que sigan consiguiendo victorias que los mantengan cerca de los rojiblancos y los blaugranas; por eso tendrán que derrotar al siempre aguerrido equipo de Mendilibar que llegará jugándose la permanencia, que no es poca cosa. No obstante, el primero de los grandes retos que debe afrontar el Real Madrid aparecerá el martes 6 de abril cuando se midan contra el Liverpool en lo que será el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League. Uno de los agravantes es que aunque se debería jugar en Valdebebas se tendrá que jugar fuera de España debido a las restricciones que hay con los ingleses por el tema del coronavirus.

Jugar fuera del Santiago Bernabéu ya es una dificultad, pero tampoco hacerlo en el Alfredo Di Stéfano complica un poco más la situación; pero el Real Madrid no se rendirá por el campo, así que luchará en es duelo. La cosa es que cuatro días después, el 10 de abril, el segundo gran reto llegará con «El Clásico» ante el Barcelona en el Alfredo Di Stéfano; en un partido que definirá sus opciones en la Liga, porque de superarlo se quedarán con el segundo lugar y buscarán acercarse más al Atlético. El 14 de abril se dará esa tercera fecha marcada en rojo, porque será el duelo de vuelta contra el Liverpool, que en su caso si podrá jugar en Anfield con casi toda seguridad. En total serán tres partidos condensados en nueve días totalmente de infarto que podrían decidir una temporada.

Unas semifinales dificultarían al Real Madrid

El calendario se complicaría si el Madrid logra avanzar en la Champions

Pese a que Real Madrid definirá casi todos sus intereses en esta campaña durante esos días, las cosas podrían variar mucho dependiendo de los resultados. Según lo que suceda en «El Clásico» ante el Barcelona, sus posibilidades en LaLiga Santander podrían seguir activas; por eso los siguientes tres partidos de la competición española serán claves: el primero ante el Cádiz, el 21 de abril en el Estadio Ramón de Carranza; luego contra el Betis, el 25 de abril en Valdebebas; y después ante el Getafe, el 28 de abril en el Coliseum Alfonso Pérez. Sin embargo, las aspiraciones del equipo podrían también ser superiores si además de LaLiga aún siguen con vida en la Champions League; esto si logran superar la difícil serie de cuartos de final ante el Livepool, de esa forma cambiaría el calendario.

De avanzar a las semifinales en el torneo europeo, el duelo ante el Getafe se tendría que reprogramar debido a que el partido ida de semis, que sería ante el Porto o el Chelsea, se jugaría el 27 o el 28 de abril en el Alfredo Di Stéfano. Este sería el último gran reto del mes de abril; pero todo dependerá de si el Real Madrid logra vencer a los reds en su serie de cuartos de final que realmente se ve que será muy peleada. Ese será el horizonte para un equipo blanco que ha pasado por varios baches en esta campaña y aún así continúa con vida tanto en la LaLiga Santander como en la Champions League. El final será de infarto y todos ya quieren afrontar este mes de locura que dejará más cerca la nota definitiva que tendrán esta temporada.