Quantcast
jueves, 22 abril 2021 11:42

Rafa Nadal ya no es el mejor tenista: por qué va a tener muy difícil volver a la primera posición del ranking ATP

Luego de lo sucedido en el Abierto de Australia y en el ATP 250 de Marsella, el mundo del tenis tuvo que enfrentar una realidad: Rafael Nadal se caía del segundo lugar del ranking ATP en detrimento de un Daniil Medvedev que que logró colarse en la final del primer Grand Slam del año y semanas después consiguió imponerse en el torneo en Francia. Gracias a esos dos resultados, consiguió sumar 9.940 puntos y supera así al balear que se quedó con 9.670 unidades. Por primera vez desde el 2005, dos miembros del Big Four, es decir Roger Federer, Nadal, Novak Djokovic o Andy Murray, no ocupan las posiciones 1 y 2 de la clasificación mundial; eso pone en contraste una realidad que por mucho que pese se va haciendo cada vez más patente y esa no es otra que el mallorquín ya no es el mejor de la actualidad.

Cierto es que Nadal continúa con su hegemonía en el Roland Garros, ha ganado 13 veces allí y con su último triunfo igualó el récord de 20 Grand Slams que ahora comparte con Federer; sin embargo, sus actuaciones en los otros torneos se han quedado cortas y las lesiones también le han impedido seguir sumando puntos que lo mantengan arriba en el ranking ATP. Su participación en el Abierto de Australia estuvo mermada por una dolencia en la espalda que al final le hizo mella; no lo dejó fuera de combate, pero ante Tsitsipas se dejó remontar tras haber ganado los dos primeros sets y tuvo que salir en los cuartos de final. Aunque el español se quedó corto en esta ocasión por sus problemas en la espalda, la realidad es que sus actuaciones no lo están ayudando para regresar a la primera casilla de la clasificación mundial.

Su ausencia de toda la gira en pista dura

La lesión lo ha mantenido afuera desde Australia

En este 2021, Nadal entró con la idea firme de que este año volvería a la cima del ranking ATP; no obstante, los problemas comenzaron rápido cuando unas molestias en la espalda no lo dejaron participar en la ATP Cup y pusieron en duda su participación en el Abierto de Australia. Pese a todo, trabajó hasta lo imposible para estar; porque su deseo era no depender solo del Roland Garros para pasar a Federer en cuanto a torneos de Grand Slam se refiere, por eso lucharía hasta las últimas consecuencias en suelo oceánico y lamentablemente así fue. El balear además del trabajo moderado siguió un tratamiento conservador de recuperación; el problema es que los dolores no remitieron y ante esa situación decidió tomar un camino muy arriesgado al pasar a infiltrarse para continuar compitiendo en Melbourne.

Gracias a unas inyecciones entre dos vertebras en la parte baja de la espalda, Nadal pudo evitar los dolores sin curar la lesión y así pudo vencer tanto a Norrie como a Fognini; sin embargo, ante Tsitsipas no pudo. Al final esto acabó por ser contraproducente, porque su lesión no mejoró y más bien se agravó mucho más; por ese motivo ha tenido que declinar su participación en toda la gira de pista dura. El mallorquín se perdió por esta lesión el torneo en Róterdam; luego descartó participar en Acapulco, en el que defendía puntos al ser campeón del año pasado; y ya anunció que no asistirá al Masters 1000 de Miami. Todas esas ausencias le restaron oportunidades para recuperar puntos ante un Djokovic que se aleja cada vez más; pero sobre todo lo dejaron mal parado ante un Medvedev que lo superó en el segundo lugar del ranking ATP.

Nadal debe pelear con Djokovic y Medvedev

Ambos ya están por encima del balear en el ranking

La pelea de Nadal está en superar el récord de Grand Slams, pero también es cierto que volver a ser número uno es una misión que tiene pendiente. La cosa es que la lesión en la espalda lo ha alejado de las pistas y no le ha dejado acumular puntos; aunque su mayor problema es el buen momento de Novak Djokovic y la explosión definitiva de Daniil Medvedev. El serbio se mantuvo firme en Australia y sumó otro mayor a su bolsa, el número 18 de sus vitrinas; pero lo más importante es que al estar de baja Nadal, él no ha visto la necesidad de competir y se ha centrado en descansar, además de recuperarse de algunas dolencias menores. Por sus ausencias no ha perdido tantos puntos y reaparecerá en la gira europea de tierra, al igual que español.

Con Djokovic confirmado en Montecarlo, y si las lesiones lo respetan, también aparecerá en buena parte de la gira en arcilla; en cada torneo Nadal deberá superarlo si quiere recortar distancia con el número 1. Sin embargo, el serbio no es el único debido a que ahora tiene a Medvedev delante, que también supone una piedra en el camino por su gran momento. En este 2021, el ruso tiene récord de 14-2 y solo en la final en Australia y en Róterdam ha caído; pese a que en suelo neerlandés no pudo llegar al segundo lugar del ranking ATP, si alcanzó el puesto tras vencer en Marsella. Ahora también estará en Miami y su ventaja podría subir, lo que lo mantendrá en ese puesto hasta el Roland Garros. Nadal quiere volver a estar en la cima, pero deberá batallar muy duro si quiere llegar allí.