Quantcast

Depresión, ansiedad… las consecuencias de llevar 1 año de pandemia por la Covid

El Covid-19 ha impactado vilmente la vida de todos. Parece mentira que tengamos un año desde que se desató esta pandemia. La depresión y la ansiedad, son dos de las tantas consecuencias que sufren muchísimas personas en medio de este panorama que, desafortunadamente, sigue siendo de mayor intensidad. El tener que vivir bajo el encierro, noticias alarmantes, la prevención, el uso de las mascarillas y, por si fuera poco, la reorientación de los mismos hábitos, ha puesto en jaque el bienestar de todos en algún momento.

El coronavirus no solamente le ha segado la vida más de dos millones de personas, sino que los que seguimos dando guerra, tenemos que lidiar con los estragos de las implicaciones del Estado de Alarma. Ha representado ser una soga al cuello, donde la mente ha sido una de las mayores afectadas. Hoy, en QUÉ!, analizamos un poco lo que ha desencadenado el SARS-CoV-2 y que posiblemente te verás reflejado en alguna de las ejemplificaciones.

Depresión

Depresión

La pandemia ha sido por demás inquietante. El hecho de que el Covid esté por doquier, ha significado un duro golpe para muchísimas personas que han sufrido o sufren en los actuales momentos de depresión. Y es que, se trata de uno de los trastornos más comunes que ha aniquilado la tranquilidad de gran parte de la población.

Los niños, por supuesto, han pasado por estas afectaciones, y viéndose casi que en un encierro pandémico donde todo ha girado en torno a las cuatro paredes de la casa. Para los adultos, ha venido con choques muy drásticos entre el salir adelante y seguir luchando, o ese desánimo ocasionado por las mismas coyunturas sociales.