Quantcast

Galicia mantendrá cerradas las áreas de Pontevedra y A Coruña

La presión asistencial y, singularmente, la ocupación en las unidades de críticos han llevado a la Xunta, tras asesorarse con el comité clínico –que aglutina a 35 expertos– a mantener las áreas de A Coruña y Pontevedra-O Salnés cerradas, al menos, hasta el próximo lunes. El umbral que se marca la Consellería de Sanidade es el entorno del 25 por ciento de ocupación UCI, y aunque están ambas ligeramente por debajo, se ha desaconsejado la desescalada para estas dos áreas sanitarias, que se quedan en el nivel dos de restricciones.

La pasada semana, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, había mostrado su optimismo al respecto del área sanitaria de Pontevedra-O Salnés y había avanzado que estaba próxima a su apertura, pero su situación hospitalaria la deja cerrada. Por el contrario, se ha decidido que a partir de las 00,00 horas de este viernes, el perímetro del área sanitaria de Ferrol quede abierto y se permita la movilidad con el resto de ayuntamientos de la geografía gallega –salvo de áreas cerradas y siempre que tengan el mismo nivel de incidencia epidemiológica–.

Preguntado por el área sanitaria de Pontevedra-O Salnés, que suma menos contagiados que otras áreas abiertas y un nivel similar de enfermos en UCI, y si el hecho de que se hubiesen fusionado en una única unidad administrativa todos los ayuntamientos que forman parte ahora de esta área revela la carencia de recursos hospitalarios frente a otras áreas de Galicia, el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña ha reconocido que la presión se da «más en el distrito de O Salnés», con municipios con «incidencia que preocupan» más.

Sin embargo, ha apuntado que mantener el área sanitaria «como un todo, favorece el control y la prudencia». Así, ha justificado las medidas tanto en esta área como en la de A Coruña en la «prudencia y progresividad» de las medidas.

Además, ha manifestado que si este viernes los parámetros se encontrasen en un «entorno más favorable» se podrían tomar otras decisiones, que en todo caso, no entrarían en vigor hasta las 00,00 horas del próximo lunes.

El conselleiro de Sanidade también apuntó que se han realizado 18 traslados del área de Pontevedra-O Salnés (que tiene pendiente la ampliación de su hospital Montecelo después de varios años en los que decayó el proyecto de un nuevo centro) al área de Vigo, pero «no se descuentan» de la situación del área en el sentido de que se tienen en cuenta cada una de las situaciones de la expansión del virus. Ha explicado que esto atiende a la concepción de «hospital único» en Galicia y para que todos los centros estén preparados ante un hipotético incremento de la presión hospitalaria.

Además, lo ha enmarcado en las decisiones para «la mejora de las condiciones de las tres áreas sanitarias», para que todas «estén un poco más holgadas».

La decisión del comité clínico, además de con respecto a estas áreas, ha dejado a Soutomaior como único ayuntamiento cerrado en toda Galicia, por superar los 500 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días –525–. Además de este parámetro, se ha tenido en cuenta que la incidencia a siete días es de 269 casos, con lo que las previsiones «no son buenas» y la tasa de positividad de PCR esté en l0,3.

La incorporación a las consideraciones del comité de la incidencia a siete días ha tenido también influencia en la decisión de elevar a nivel alto las restricciones de Porto do Son (A Coruña), un municipio que no supera de momento los 250 casos a 14 días, pero cuya incidencia a una semana hace prever que así será, por lo que la Xunta ha optado por «anticiparse».

MEJORÍA GENERAL EN GALICIA

Con todo, la situación en general en Galicia es de mejoría, como así lo muestran las gráficas que los directivos del Sergas han mostrado en la rueda de prensa de este miércoles. El director del Sergas, José Flores, ha destacado el descenso en la ocupación media de los hospitales gallegos como consecuencia de la covid, que se sitúa en el 5 por ciento en hospitalización y en el 13 por ciento en la UCI.

Por su parte, la directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, ha destacado el incremento de municipios que no han detectado ningún caso de covid-19 en los últimos 14 días. Se trata de 91, un 36 más que la semana pasada. Los ayuntamientos sin casos a siete días han pasado también de 107 a 165.

Carmen Durán también puso el foco en que Galicia presenta en este momento un nivel de reproducción instantánea del 0,8 por ciento, por debajo del 1 por ciento que se considera el umbral a partir del que existe mayor preocupación, y un tasa de positividad de PCR que se encuentra en el 3,7 por ciento, por debajo del 6,49 por ciento de la media española.

SITUACIÓN DETALLADA AYUNTAMIENTOS

Así las cosas, las áreas sanitarias de A Coruña y Pontevedra permanecen cerradas, en el nivel alto de restricciones, con lo que sus habitantes solo pueden moverse a municipios de su área. El nivel dos comporta que en la hostelería solo podrán estar abiertas las terrazas al 50%, la principal diferencia frente al nivel tres (nivel medio).

También quedan en este nivel alto de restricciones los ayuntamientos coruñeses de Cariño, Tordoia y Porto do Son; los lucenses de Guitiriz, Lourenzá y Pobra do Brollón; los pontevedreses de Mos, Mondariz y Pazos de Borbén y el ourensano de Boborás.

Por su parte, Soutomaior es el único de Galicia que permanece en el nivel máximo, lo que supone que no se permiten las reuniones de no convivientes, ni la movilidad fuera del ayuntamiento. La hostelería permanece cerrada salvo servicio para llevar y recogida.

El resto de los ayuntamientos gallegos queda en el tercer nivel, con restricciones de carácter medio, que permiten un aforo del 30% en el interior de bares, restaurantes y cafeterías y del 50% en las terrazas. Asimismo, está permitida la movilidad con ayuntamientos en el mismo nivel.

En los niveles dos y tres (es decir, en todos los ayuntamientos gallegos salvo Soutomaior), están permitidas las reuniones de no convivientes hasta cuatro personas y la hostelería cierra a las 18,00 horas. El toque de queda en Galicia se mantiene en las 22,00 horas.