Quantcast

El acuerdo entre Pemex y Braskem supondrá un ahorro de 545 millones para México

El nuevo acuerdo entre Pemex y la filial mexicana de la petroquímica brasileña Braskem para el suministro de gas etano por parte de la primera supondrá un ahorro de 13.749 millones de pesos mexicanos (545,6 millones de euros) al Gobierno mexicano, ya que la petrolera estatal recortará el suministro de barriles a la mitad de lo que quedó establecido en el anterior contrato de 2010.

Así lo ha indicado este miércoles el director general de Pemex, Octavio Romero, durante la rueda de prensa matutina del Gobierno federal, donde ha detallado que el nuevo trato entre ambas partes establece un suministro obligatorio de 30.000 barriles diarios de gas etano por tres años, frente a los 66.000 barriles diarios durante 20 años que estaban recogidos en el anterior acuerdo.

El pasado lunes, Braskem comunicó que su filial azteca Braskem Idesa firmó con Pemex un nuevo acuerdo para volver a recibir gas natural del Centro Nacional de Control del gas Natural (Cenegas) en México, después de que el Gobierno azteca interrumpiera de manera unilateral el suministro en diciembre de 2020.

Entre los nuevos términos, el compromiso de suministro por parte de Pemex finalizará en marzo del 2024. Asimismo, la estatal ha aceptado colaborar para que Braskem Idesa invierta en una terminal de gas etano para que esta pueda autosuministrarse sin que suponga una carga para la Administración de Andrés Manuel López Obrador.

Otro factor relevante del nuevo acuerdo es el precio del gas etano. En 2010, el precio que Braskem debía pagar por la materia prima era un 30% inferior al precio de referencia internacional. Con el nuevo contrato, el precio que deberá pagar será el equivalente al 100% del precio de referencia internacional.

«Hoy nos tienen que pagar el 100% de lo que vale el gas etano», ha subrayado Romero, quien ha indicado que a partir de ahora el coste de transporte también correrá por cuenta y cargo de Braskem Idesa.

Con estas nuevas métricas, la cantidad promedio que Braskem deberá pagar por el suministro de gas se multiplicará casi por tres con respecto a lo que pagaba anteriormente, desde 179,34 dólares (148,6 euros) hasta 296 dólares (245,3 euros), gastos de transporte incluidos.

Por otra parte, Romero ha señalado que con la firma del documento Pemex no tendrá que pagar las penalizaciones generadas a partir del actual Gobierno, que ascienden hasta los 147 millones de dólares (121,8 millones de euros).

Con respecto a la penalización por incumplimiento de los acuerdos establecidos, se han recogido unas nuevas «penas equitativas y bilaterales en condiciones justas de mercado».

En el anterior contrato, en el caso de otros incumplimientos la petroquímica podría optar por terminar el contrato y cobrar a Pemex una pena equivalente al valor del negocio en marcha, cantidad que al momento de la firma se cuantificó en 5.200 millones de dólares (4.309,7 millones de euros).

En el contrato actual se eliminan las cláusulas que establecen penas «desproporcionadas y leoninas».

Por último, Pemex otorgará a la empresa el derecho de preferencia de gas etano que le sobre en sus procesos. El acuerdo se presentará ante el consejo de administración de la petrolera para su análisis y posterior ratificación.